lunes

Concejales críticos y movimientos sociales acuerdan plantear candidaturas propias si no hay primarias en Ahora Madrid, en eldiario.es


Concejales críticos y movimientos sociales acuerdan plantear candidaturas propias si no hay primarias en Ahora Madrid

  • Este fin de semana se ha celebrado en Madrid el cuarto encuentro del movimiento municipalista MAC4 donde se ha abordado los problemas que afectan a las ciudades: vivienda, racismo, feminismo y centros sociales
  • Independientes y movimientos sociales han decidido qué camino seguir de cara a las elecciones de 2019

Rommy Arce, de Ahora Madrid, sobre los tres concejales de Ganemos: "Aquí no va a dimitir nadie" Rommy Arce, Pablo Carmona, Montserrat Galcerán

El cuarto encuentro municipalista, MAC4, celebrado este fin de semana en Madrid ha avanzado sobre los pasos a dar para 2019. A partir de establecer un diagnóstico de los desafíos que afrontan las ciudades, movimientos sociales e independientes han determinado qué papel deben seguir en los próximos comicios de cara a una candidatura de unidad popular: si no se apuesta desde Ahora Madrid por programas participativos y primarias abiertas y proporcionales, no descartan la posibilidad de abrir procesos municipalistas con candidaturas propias.

Como explica a eldiario.es Pablo Carmona, concejal de Ahora Madrid y uno de los ediles más críticos con la gestión hecha por Manuela Carmena en el Ayuntamiento que ha participado este fin de semana en el MAC4, el encuentro "se ha centrado en pensar formas organizativas que trabajen y tomen fuerza por fuera de la realidad institucional". Aunque también se ha abordado de qué manera podría seguirse en la institución tras tres años de experiencia en las mismas.



Durante los talleres celebrados este sábado se han determinado ejes a abordar desde el municipalismo como son la xenofobia ejercida desde partidos de ultraderecha pero que compra la clase trabajadora industrial, los límites de progreso de la población inmigrante por una ley de extranjería que no les reconoce derechos, el papel de los centros sociales como instrumento de contrapoder, la crisis de la vivienda o el feminismo abordando la lucha de las trabajadoras del hogar como punto de partida.
El encuentro ha reunido a más de 400 personas de diferentes candidaturas municipalistas de toda España. Los anteriores encuentros fueron en Málaga, Pamplona y A Coruña. Este encuentro, tras darse cita en Madrid, ha centrado gran parte del debate en la experiencia de Ahora Madrid.

En la asamblea celebrada la mañana de este domingo, numerosas voces han explicado su decepción con la llegada a la institución de la candidatura de la capital. Según se ha afirmado, el descontento se ha producido por la estructura "monárquica" que Manuela Carmena ha implantado en Madrid. A su juicio, esta forma de gestionar por parte de la alcaldesa ha impedido la proliferación de un espacio de debate dentro de confluencia.
"En 2015, para las candidaturas que se llamaban municipalistas, la propuesta no era tanto ganar unas posiciones de gobierno, sino que el movimiento tuviera su parte en la institución para que desde dentro se reforzaran las demandas de los colectivos organizados", explicaba a este diario Marisa Pérez, de la Fundación de los comunes y una de las portavoces del MAC4.

Primarias para autonómicas y municipales

 

“Entendemos que el movimiento municipalista debe seguir siendo un espacio diverso y singular de cara a los próximos procesos políticos”, explica el edil de Ahora Madrid. “Esto quiere decir que nuestra estrategia no se puede prediseñar con acuerdos por arriba entre los diversos partidos políticos”, sino que "como sucedió en 2014/2015 son los movimientos desde la base, desde abajo y con un fuerte arraigo territorial quienes marcaron y marcan la diferencia de este tipo de candidaturas”, defiende.
Para las más de 400 personas que han participado en el encuentro tiene que haber "procesos diversos e inclusivos" para no caer en el "ciclo en torno a los aparatos de partido". "Algo muy peligroso teniendo en cuenta que la nueva crisis -que ya se empieza a notar- necesitará de respuestas a pie de calle a través de organizaciones y movimientos de lucha. Solo así se podrán revertir las nuevas políticas de austeridad y precarizacion que se avecinan", resume Carmona.
Por eso, durante la asamblea celebrada esta tarde para establecer los pasos a seguir en la candidatura de la capital de 2019 se ha establecido que los múltiples actores independientes que configuran las candidaturas municipalistas "apuestan por programas participativos y primarias abiertas y proporcionales"." Y en caso de no darse estas condiciones no se descarta la posibilidad de abrir nuevos procesos municipalistas que incluso puedan plantear candidaturas propias", se ha acordado al finalizar el encuentro.
Algo similar ocurrirá el próximo sábado para la candidatura de las autonómicas donde Podemos lleva como cabeza de cartel a Íñigo Errejón. Diputados regionales y concejales de múltiples municipios de la región ligados con Anticapitalistas, activistas con una amplia trayectoria en múltiples sectores y figuras de la cultura firmaron el Manifiesto por Madrid, que exige a Podemos, IU y Equo iniciar un proceso de primarias abiertas para la confección final de las candidaturas que se presentarán a las municipales y autonómicas de la región en 2019. Si no se aceptan, tampoco se descarta crean una candidatura autonómica que compita con la de Errejón.



La libertad de 'la manada' desata una ola de protestas al grito de "basta de justicia patriarcal", en eldiario.es



La libertad de 'la manada' desata una ola de protestas al grito de "basta de justicia patriarcal"

  • La decisión de la Audiencia Provincial de Navarra ha generado protestas en Pamplona, Barcelona, Bilbao o Palma 
  • Al grito de "no es abuso, es violación" la concentración de la capital navarra ha desbordado la Plaza del Ayuntamiento y se ha convertido en manifestación
  • "Justicia patriarcal, justicia criminal", claman las asistentes a la movilización convocada en la Plaza Sant Jaume de Barcelona
La decisión de la Audiencia Provincial de Navarra ha sacado a la calle al movimiento feminista. Este jueves se han convocado varias concentraciones contra la resolución del tribunal, que ha puesto en libertad a los condenados por abuso sexual a la espera de sentencia firme.  La decisión ha generado una ola de indignación visible en redes sociales y en la calle de las ciudades. Otras como Madrid o Zaragoza esperarán a mañana viernes para manifestarse.
En Pamplona la movilización ha arrancado de la Plaza del Ayuntamiento a las 19.00 horas al grito de "es criminal la justicia patriarcal" y "no es abuso, es violación".  Las manifestantes han desbordado la plaza y lo que en principio iba a ser una concentración se ha convertido en manifestación: por la calle Mayor se han dirigido hacia el Palacio de Justicia de Navarra coreando consignas como "no es no lo demás es violación". Llegadas a la Audiencia, un discreto dispositivo de la Policía Foral se ha mantenido al margen y ha permitido que una cadena humana rodee el edificio antes de dispersarse. 

"No es abuso, es violación", se repite en todas las concentraciones. El mismo lema que encabezó las movilizaciones masivas y sin precedentes que se celebraron el pasado mes de abril,  cuando se hizo pública la sentencia. El fallo condenaba a los cinco jóvenes por abuso sexual con prevalimiento mientras que la acusación particular y la Fiscalía pedían que los hechos fueran calificados como agresión sexual.
A la misma hora, las 19.00, se iniciaba la concentración en Barcelona, en la plaza Sant Jaume. Contra la justicia patriarcal. Este ha sido el lema con el que han salido a la calle decenas de personas en la capital catalana, la mayoría mujeres, para protestar por la puesta en libertad.
Un momento de la concentración en Barcelona.
Un momento de la concentración en Barcelona.
"Basta de justicia patriarcal" o "justicia patriarcal, justicia criminal" han sido algunos de los lemas que han coreado los manifestantes. En la pancarta que ha encabezado la protesta se podía leer "Ante la justicia patriarcal, autodefensa feminista". Las decenas de personas concentradas en Barcelona han exigido a la justicia que vuelva a encarcelar a los cinco miembros de 'la manada'  condenados y que se acabe con la "impunidad del machismo".

"La calle y la noche son nuestras"

La libertad provisional para 'la manada' también ha indignado a Euskadi, que se ha lanzado a la calle a protestar. Los colectivos feministas se han organizado con rapidez y han convocado diversas concentraciones en las capitales vascas, casi todas presididas por el lema 'Ez dago gure hitza epaituko duenik' (No habrá quien juzgue nuestra palabra). Basta ya de justicia patriarcal'.
Personas de todas las edades se han ido agrupando en los centros de las ciudades, donde se han leído algunos manifiestos. "Sobre todo", señala Patricia una joven de 25 años que se ha sumado a la concentración en Vitoria, "lo que siento es humillación. Lo único que nos queda es educar a nuestros hijos en la igualdad. Es una vergüenza que esos cinco [en referencia a los miembros de 'la manada'] salgan en libertad. Todas pensábamos antes de salir la sentencia que iba a marcar un antes y un después. Pues nada de eso. Seguimos igual".
En la Plaza de Unamuno de Bilbao ha iniciado casi tres horas después de que se hiciera pública la decisión de la Audiencia Provincial. Pasadas las 19.30 arrancaba la protesta al grito de "la calle y la noche son nuestras". 
Concentración en Bilbao.
Concentración en Bilbao.

sábado

El Congreso nombra a Sánchez presidente del Gobierno con más respaldo que el que obtuvo Rajoy


El Congreso nombra a Pedro Sánchez presidente del Gobierno con más respaldo que el que obtuvo Rajoy

  • El candidato socialista cuenta con el apoyo de los 180 escaños de Unidos Podemos y las confluencias, ERC, PDeCAT, PNV y EH Bildu
  • El Partido Popular se va a la oposición, en cuyos bancos están buscando ya sitio para los ministros que también son diputados y que hoy abandonan el banco azul
  • El debate que ha acabado con el Gobierno del PP se ha producido en ausencia de Rajoy prácticamente hasta el final
 
 
Pedro Sánchez se ha convertido en el séptimo presidente de la democracia y en el primero en acceder al cargo por la vía de la moción de censura. Lo que hace tan solo una semana parecía imposible se ha convertido en realidad gracias a los votos de los nacionalistas vascos y catalanes quienes, además de Podemos, le han dado al líder del PSOE los votos suficientes para poner fin a la presidencia de Mariano Rajoy. 
El candidato socialista llega al cargo con el respaldo de 180 votos, diez más que los que consiguió Rajoy en su investidura, cuando obtuvo 170. El nuevo tiempo político, cuya duración es una incógnita, se fragua con la expectativa de dificultades para un Gobierno necesitado de seguir buscando acuerdos cada día. Sánchez tendrá que manejarse con habilidad para sortear el exiguo apoyo que le garantizan sus 84 diputados en el Parlamento. 

El Partido Popular se va a la oposición, en cuyos bancos están buscando ya sitio para los ministros que también son diputados y que hoy abandonan el banco azul, reservado para el Gobierno. Rajoy tendrá que decidir si se queda como jefe de la oposición o abre un tiempo nuevo para el PP.  
El debate de la moción se ha resuelto en un clima de tensión y con los reproches del PP hacia el nuevo presidente. El hasta ahora portavoz popular, Rafael Hernando (Rajoy podría sustituirlo)  ha acusado a Sánchez de llegar al Gobierno con "los amigos de Maduro, los que quieren romper España y los amigos de ETA". "Hoy ustedes van a escribir una historia de vergüenza. Abren una nueva etapa según la cual todo vale", ha asegurado el dirigente popular. 
El debate que ha acabado con la presidencia de Rajoy se ha producido en ausencia de Rajoy prácticamente hasta el final. También decidió no estar presente ayer, en el momento clave de la primera sesión, cuando el PNV decantó la balanza. Rajoy prefirió irse a un restaurante cercano al Congreso, en donde estuvo ocho horas acompañado por parte de su equipo.


Mariano Rajoy ha aparecido en el Pleno justo al final, antes de la votación y poco después de que Pedro Sánchez se dirigiera a él con ironía: "Cuenta con todo mi respeto como expresidente", le había dicho el líder socialista. Rajoy ha querido tener  la última palabra del debate para entonar su despedida:  "Quiero ser el primero en felicitarle", le ha dicho a Pedro Sánchez. "Ha sido un honor ser presidente de España y dejar una España mejor que la que he encontré", ha afirmado Rajoy: "Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día".


 

jueves

Manifestación en Alcorcón, "Derecho a la tranquilidad". En defensa de las pensiones públicas

Bajo el lema "Derecho a la Tranquilidad. La Defensa de unas pensiones públicas dignas para siempre, es de todas y todos ¡Acude!", las secciones comarcales suroeste de CCOO y UGT convocan esta manifestación en Alcorcón el jueves 17 de mayo a las 19h, en la confluencia de la calle Mayor y la calle Los Cantos (donde el Mercadona de la calle Mayor) y que irá hasta el Ayuntamiento.




Cambia de bando! Hay alternativas al oligopolio de la energía


Cambia de bando! Hay alternativas al oligopolio de la energía

Debate abierto el viernes 4 de mayo a las 7 en el Centro Social Pablo Picasso (Calle San Blas, 1)

sábado

Veremos la "tercera" ¡Viva la República Española!




"Del Régimen del 78 a la III República", por Lorena Yusta y Jorge Martínez


Del Régimen del 78 a la III República

LORENA YUSTA Y JORGE MARTÍNEZ 

 Una gran bandera republicana en la manifestación del 14 de abril del 2013. 

Una gran bandera republicana en la manifestación del 14 de abril del 2013. / EFE


Hoy la Segunda República Española cumpliría años. Su proclamación, el 14 de abril de 1931, fue más que un –nunca simple– cambio en el modelo de estado: supuso el empoderamiento de la mayoría social trabajadora frente a un sistema monárquico despótico, corrupto y ruinoso que la tenía sumida en el subdesarrollo social y la empujaba al abismo.
No es el único cumpleaños, a lo largo de este 2018 podremos “celebrar” simbólicas y significadas efemérides. El próximo 6 de diciembre la Constitución Española de 1978 cumplirá 40 años. Sus defensores organizarán fastos en su honor, mientras el movimiento republicano se echará a la calle denunciando la impostura de un régimen que ha logrado sobrevivir, de momento, a la mayor crisis de su historia. Y es que las bases del sistema han experimentado un auténtico terremoto que resquebrajó sus cimientos durante estos dos últimos lustros. Este mismo año se cumple otra efeméride maldita: diez años desde que el 15 de septiembre de 2008 quebró el gigante financiero Lehman Brothers, quizás el mayor símbolo de esa enorme crisis económica y financiera del capitalismo global, e inauguró “oficialmente” esta década ignominiosa. Ambos hitos nos permiten caracterizar, someramente, la relación medular entre el marco constitucional del 78 que consagró la monarquía como sistema de gobierno, y la estructura del actual sistema político patrio, esa armadura que desde la izquierda hemos convenido en denominar el régimen del 78.

La Constitución de 1978 y todo su proceso de elaboración vino condicionado por la propia dictadura franquista, y es que el tirano y su plutocracia no tenían ningún interés en reinstaurar un sistema republicano legítimo que pudiera propiciar un auténtico cambio social, una ruptura con el franquismo: era el momento de garantizar la continuidad de los poderes que forjaron su lugar en el país a golpe de tortura y represión. Así, nuestra actual Constitución reformó en cuatro claves que constituyen los pilares del régimen del 78, elementos cuya insuficiencia e impostura ha evolucionado hasta el esperpento actual y que se encuentran hoy en profundo estado de crisis:
  1. Monarquía, designada directamente por el dictador y que ha hurtado hasta la fecha la decisión soberana del pueblo español sobre su forma de estado;
  2. Bipartidismo, consecuencia inevitable de la aplicación del artículo 68.2 de la Constitución que establece la provincia como circunscripción electoral;
  3. El estado de las autonomías, el llamado “café para todos”, un federalismo demediado cuyo objetivo real fue no reconocer el derecho de autodeterminación de los pueblos que integran el Estado español, principalmente, Euskadi y Catalunya;
  4. El Estado social, burgués sin duda, pero banderín de enganche entre las fuerzas progresistas en ese proceso de transición al “Estado social y democrático de derecho” de los países centroeuropeos. Un Estado social que en sus logros ha sido progresivamente dinamitado reforma laboral a reforma laboral, recorte social tras recorte social.
Y en esto llegó la crisis económica de 2008, una de las mayores de la historia del capitalismo. Ese sistema que, en Europa y como si de un organismo vivo se tratara, creó su propia vía de defensa ante las masas revolucionarias generando la ilusión de un sistema de bienestar y la cimentación de una mal llamada clase media (más en clave monetaria que de seguridad social). Da igual que nos creyéramos o no ese juego de prestidigitación, porque su fango nos iba a contaminar a todos en nombre de la crisis financiera. A todos, eso sí, los que no perteneciéramos a las élites.

Es esencial no perder de vista esa última palabra; es vital no perder de vista el elemento de clase. La precariedad, el paro, los recortes sociales, las “fugas” y el “exilio” de hermanos y amigos nativos o migrantes, la austeridad impuesta en nuestros presupuestos gracias a la reforma del artículo 135 de la Constitución, toda esta realidad, no fue ni es sino nuestra realidad, bien alejada de la de las élites donde los títulos de propiedad, el dinero y las relaciones de influencia garantizan su bonanza. Una élite en cuya cúspide reside la monarquía, garante de aquel sistema que el dictador quiso perpetuar.

Pero la crisis, para desgracia del sistema y como cualquier moneda, tiene sus dos caras. La crisis conllevó una reactivación enorme de la movilización. La clase obrera organizó dos huelgas generales ante sendas reformas laborales del PSOE (2010) y del PP (2012); y surgió esperanzador el movimiento 15-M como impugnación de las bases del sistema. Ese clamor del “no nos representan” y “lo llaman democracia y no lo es” removió los cimientos del régimen y, aunque sus principales responsables sigan encumbrados, se sintieron “amenazados” y tuvieron que actuar para no perder su posición de privilegio. El bipartidismo se ha quebrado con las clases populares votando en masa al margen de las dos opciones dispuestas en 1978: el turnismo se rompe bajo el sistema monárquico por primera vez desde que Cánovas y Sagasta lo pactaran. El monarca “campechano”, tras sus vergonzantes escándalos, se vio obligado a abdicar en su “sucesor” para salvar la monarquía de una posible crisis terminal. Y, por último, el actual monarca intervino contra el “process” y los partidos del régimen no dudaron en retorcer las leyes constitucionales y aplicar una represión desmedida para garantizar la sacrosanta unidad del Estado ante la movilización soberanista en Catalunya.

Hemos sido nosotras, las clases populares, ayer en Madrid, Aragón o Andalucía, hoy en Catalunya, las que pusimos en solfa todos los pilares del régimen a través de la movilización y conseguimos que, por primera vez desde el inicio incierto de la transición, el miedo cambiara de bando. Y cual obra de teatro, la población pudo advertir cómo, al caer el telón, quedaron al desnudo todos los entresijos del régimen, esa opereta, esa burla en la que estamos atrapados.
Sin embargo, perdimos aquella oportunidad, impugnamos el sistema pero no fuimos capaces de acabar con él. El caballo de la historia pasó delante de nuestras puertas, y no nos aupamos a su grupa. Y tras éxitos y fracasos, en una época en la que la inmediatez se siente como una necesidad absoluta, hacemos lectura de los últimos años evidenciando que nos encontramos en una época de recesión en cuanto a la movilización social, pero conscientes de que habrá una nueva oportunidad más pronto que tarde. La República no fue definitivamente enterrada por nuestra actual democracia ni los deseos de igualdad sepultados en una fosa. Porque, después de todo, la lucha por la igualdad se nutre de la evidencia lacerante de la injusticia, del abuso, del maltrato, y no hay muestra más representativa de clasismo e injusticia que la de un privilegio heredado por descendencia de sangre. Clasismo primigenio.

La república es el único sistema político que nos hace iguales de partida, y habrá que dotarla de contenidos que hagan posible la igualdad real. Sobran los parásitos y somos perfectamente capaces de liderar la jefatura del Estado, tal y como lideramos nuestras vidas y las luchas por nuestros derechos. Debemos movilizarnos y conseguir de nuevo lo mismo que en 1931: doblegar un régimen corrupto plantándonos ante sus organizaciones criminales, su represión, sus mordazas violadoras de la libertad de expresión, sus presos políticos y, por supuesto, impugnando su monarquía. Como decía Durruti, “Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones; y ese mundo está creciendo en este instante“. Feliz cumpleaños, querida Segunda República. ¡Vamos a por la Tercera!