lunes, 17 de abril de 2017

Disponibilidad de la propia vida. La eutanasia a debate, Jueves 20 de Abril

El jueves 20 de abril a las 18:30h. tendrá lugar una charla-coloquio que abordará el tema de Disponibilidad de la propia vida. La eutanasia a debate. Aunque el pleno del Congreso se ha negado a debatir la proposición de ley presentada el mes pasado, la ciudadanía está preparada para hacerlo y por ello queremos analizar la situación actual, el presente y fututo de una ley de disponibildad de la propia vida. 
 
La actividad, organizada por el Grupo local DMD Alcorcón y Ganar Alcorcón, se realizará en el Centro Cultural Miguel Ángel Blanco, C/ Siete Ojos, s/n (Alcorcón).
 
Contaremos con la intervención de Luis Montes, médico y presidente de la AFDMD.
 
 
¡Te esperamos!
 
 
 

domingo, 2 de abril de 2017

"¿Recuperar soberanía nacional o conquistar soberanía popular?", por Marina Albiol


TRIBUNA

¿Recuperar soberanía nacional o conquistar soberanía popular?

Nuestros problemas no se solucionarían con una vuelta al Estado nación, sino acabando con un sistema que nos explota tanto en el conjunto de Europa como en cada uno de nuestros países
Marina Albiol

J.R. MORA
24 de Marzo de 2017 
 
En 1957 seis países de Europa firmaban el tratado de la Comunidad Económica Europea (CEE), que había sido precedido en 1951 por la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), y que desembocaría en la actual Unión Europea. La terca realidad ha disipado la espuma de las promesas de felicidad, para enfrentarnos a una dura realidad: la Unión Europea no está diseñada para mejorar la vida de los pueblos, sino para hacer más ricos a los que ya lo eran.

Puede parecer bastante lógico que ante unas instituciones europeas antidemocráticas, que en los últimos años nos han impuesto recortes brutales en nuestros servicios públicos, surjan voces apostando por la vuelta a “la soberanía nacional”.

Pero quizá esta alternativa pierda fuerza si profundizamos un poco más en el análisis. En primer lugar, es fundamental desenmascarar la propia naturaleza de la Unión Europea como proyecto político del capitalismo para Europa para entender que el problema se sitúa en el sistema y no tanto en el hecho de que exista una integración regional. Todas las instituciones de la UE forman parte y están basadas en un sistema económico que se sustenta en el saqueo de muchos para beneficio de pocos, y así se construyó, desde el principio, con el objetivo de crear un mercado común interno y que, a la vez, nos posicionara con fuerza en el mercado mundial para que una pequeña élite continuara enriqueciéndose.

La crisis de la UE y la del capitalismo son inseparables

Y precisamente porque la UE es un proyecto capitalista, no se puede desligar el análisis de la crisis de la UE de la crisis del capitalismo. De hecho, no son dos crisis diferentes. Lo que ha sucedido es que aquello que hasta ahora sólo era evidente si mirábamos a África y Asia --es decir, que el capitalismo no es capaz de satisfacer las necesidades de la mayoría--, ya se ha puesto de manifiesto en los países que hasta ahora habían sido los grandes beneficiados del sistema, en Europa y en EEUU, donde las clases populares se han visto azotadas por el paro, la precariedad y la pobreza.
Por eso en el 60º aniversario de la firma del Tratado de Roma, no hay nada que celebrar. Especialmente en “los países del sur” --sería mejor decir “los países de la periferia”-- que, aunque en el período de auge económico internacional experimentaron un crecimiento, al comenzar la crisis económica han padecido altas tasas de desempleo, precariedad laboral y retroceso en la prestación de los servicios públicos, con un incremento notable de la población en riesgo de pobreza.
Sin embargo, no podemos quedarnos con un análisis territorial de las consecuencias de la crisis o de las políticas de austeridad de la UE, porque las políticas de austeridad han hecho aumentar las desigualdades en los 28 Estados miembros de la UE, incluida Alemania.
Las desigualdades crecen en todos los países
“Aunque el paro en Alemania afecta al 6,9% de la población activa –unos 40 millones --, la cifra absoluta supera los tres millones. Un 15,5% de la población ingresa menos del 60% del salario medio, lo que la convierte en pobre. Casi el 60% de los parados son pobres, y lo mismo sucede con el 40% de padres y madres solteros. Más de tres millones de trabajadores son pobres, a pesar de tener empleo, lo que supone el 7,8% de la población activa. Y eso está empezando a afectar cada vez a más trabajadores con contrato fijo.”

Debemos tener claro que ni siquiera es un proceso exclusivo de Europa. En mayo de 2015, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría --nada sospechoso de izquierdista--, se alarmaba por esta progresión sin precedentes en un preámbulo al último informe: “Hemos alcanzado un punto crítico. Las desigualdades en los países de la OCDE no han sido jamás tan elevadas desde que las medimos” (1). “Las desigualdades de rentas han alcanzado niveles récord en la mayor parte de los países de la OCDE y se mantienen a niveles más elevados aún en numerosas economías emergentes”.
Los ricos se han hecho más ricos en todos los países. No todos en Alemania han ganado ni todos en el Estado español hemos perdido. El presidente y consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, percibió una retribución total de 10,37 millones de euros en el ejercicio 2016, equivalentes a 28.410 euros al día. Y sólo es la guinda del pastel, pues es la tónica de todos los altos directivos del IBEX 35 y de las grandes fortunas, que también han crecido.
Es cierto que, a veces, en la búsqueda de un buen titular, perdemos el rigor. Pero más allá de 'Alemania nos impone políticas de austeridad', o del 'Merkel nos obliga a recortar', la realidad es que las políticas económicas de la UE han estado y están al servicio de las clases dominantes de toda Europa, también de las del Estado español, aliadas entre ellas. Eso sí, con un predominio de las alemanas y francesas, como consecuencia lógica de la situación más dominante de cada una de ellas en el mercado mundial.
Si tenemos claro que las políticas de austeridad han supuesto en todos los países de la UE una gigantesca transferencia de las rentas del trabajo a las rentas del capital, deberíamos centrarnos en la repercusión desigual de la crisis en las distintas clases sociales, porque si no podríamos errar el análisis. Identificar al adversario es la primera condición en cualquier batalla, y nuestro adversario no son los pueblos de Europa, sino la estructura y la concepción de la Unión Europea, al servicio del capital financiero, de los poderosos.

La principal división es de clase
Esta UE ha tenido y tiene a unos gobiernos actuando como marionetas de esas élites. Algo que también se da en el Estado español. Zapatero y Rajoy, aplicando las políticas de austeridad, no sólo se arrodillaron, sino que han sido cómplices y copartícipes, igual que lo fue Felipe González con la desindustrialización. Todos ellos forman parte de esa alianza entre la socialdemocracia europea y los conservadores, que son los que han diseñado esta Europa. Han sido sus impulsores y quienes han avalado los tratados de Maastricht y Lisboa, el Pacto de Estabilidad, las políticas de austeridad y, ahora, también los tratados de libre comercio, que son la propuesta para el futuro, ya casi presente. Esa alianza se ha mostrado a las claras con el respaldo al CETA (el tratado entre la UE y Canadá).

No se trata tanto de un ataque a la soberanía nacional de los Estados miembros, como de un ataque organizado por la clase dominante de todos los Estados de la UE a los trabajadores y trabajadoras de todos los países de Europa. Y, por tanto, nuestros problemas no se solucionarían con una vuelta al Estado nación, sino acabando con un sistema que nos explota tanto en el conjunto de Europa, como en cada uno de nuestros países. En otras palabras, creo que la salida a la actual situación no es recuperar soberanía nacional, sino conquistar soberanía popular. En el Estado español, con UE o sin UE, con peseta o con euro, nuestra clase, el pueblo, nunca ha tenido soberanía, si por eso entendemos la capacidad de tomar decisiones. Es decir, de gobernarnos.
El campo de batalla es Europa
Ahora toca hablar de conquistar el derecho a que el pueblo y los pueblos de Europa decidamos nuestros destinos. La UE sólo responde a los intereses de las élites y por eso es imposible construir nuestra Europa manteniendo su actual estructura.
Pero entiendo que la alternativa de la izquierda, como internacionalistas que tenemos claro que a la clase trabajadora lo que le da fuerzas es la unidad por encima de las fronteras, no puede levantar fronteras.
El camino de vuelta al Estado nación nos llevaría al riesgo de enfrentamientos entre territorios y de forjar alianzas con aquellos que, siendo nuestros “compatriotas”, son, sin embargo, nuestros verdaderos enemigos, porque tenemos más intereses en común con la clase trabajadora de cualquier país de Europa que con nuestra oligarquía respectiva.
No podemos permitirnos, desde la izquierda, ir por detrás de los acontecimientos. Nuestros adversarios están perfectamente organizados a escala europea y nuestra misión no puede ser abandonar el campo de batalla en que se ha convertido la UE, sino organizarnos para oponer a su proyecto el nuestro. Frente a la Europa fortaleza de los mercaderes y las élites, debemos representar la Europa democrática y solidaria de los pueblos.
Para poder construir la alternativa política y económica necesitamos un programa común, que ponga la riqueza creada por el trabajo social en manos del pueblo, ya que existen recursos suficientes para poder garantizar unas condiciones de vida digna. Conquistemos nuestra soberanía.

1 Desigualdades y crisis social en Europa (02/06/2015). Roland Pfefferkorn. Viento Sur.
------------------
Marina Albiol es Eurodiputada y portavoz de Izquierda Plural en el Parlamento Europeo.




 
 
 

jueves, 30 de marzo de 2017

Acto de presentación de Anticapitalistas Alcorcón. "La nueva extrema derecha - qué es y cómo combatirlo"

Trump, Le Pen, Amanecer Dorado, o más cerca de casa, Hogar Social y España 2000 con 7 concejales ya en Madrid, son fenómenos que evidencian el terrible resurgir del fascismo y la extrema derecha. En este acto trataremos de analizar qué tienen en común, y porqué llegan a tanta gente. Solo entendiendo esto podemos combatirlo y ponerle freno.
¡Ven y participa!

Acto de presentación de Anticapitalistas Alcorcón. "La nueva extrema derecha - qué es y cómo combatirlo".
Jueves 30 marzo, 19:30h, Ateneo Popular Alcorcón.



Los grupos municipales Socialista, Ganar Alcorcón e IUCM-LV critican “la actitud dictatorial del alcalde al intentar ocultar a la ciudadanía la reprobación que aprobará el pleno municipal”


Los grupos municipales Socialista, Ganar Alcorcón e IUCM-LV critican “la actitud dictatorial del alcalde al intentar ocultar a la ciudadanía la reprobación que aprobará el pleno municipal”

Los cuatro grupos de la oposición solicitaron la celebración de una sesión plenaria para, entre otras iniciativas, solicitar la reprobación del alcalde y exigir su dimisión por la bochornosa actitud mostrada en el último Pleno.

Natalia de Andrés, portavoz de PSOE Alcorcón (7 concejales); Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón (5 concejales); y José A. López Tinaquero, portavoz de IUCM-LV (1 concejal) han criticado el carácter antidemocrático del alcalde de Alcorcón al pretender ocultar y dificultar el acceso de la ciudadanía al Pleno Municipal Extraordinario solicitado por la oposición para solucionar la insostenible crisis institucional que sufre nuestra ciudad.

El alcalde, única autoridad competente para convocar por decreto la celebración de las sesiones plenarias, ha vuelto a hacer gala de su opacidad y actitud antidemocrática al decidir celebrar dicho Pleno Extraordinario el próximo lunes 27 de marzo –último día del plazo- a las 14 horas en la Sala de Juntas de la Casa Consistorial cuyo reducido y limitado aforo no supera una docena de personas.

Para los tres portavoces, “el alcalde pretende ocultar a los vecinos de nuestra ciudad la celebración de una sesión que expondrá claramente la incompetencia y talante intransigente del alcalde así como la grave crisis institucional y de Gobierno que sufre el PP en Alcorcón”.

“David Pérez tiene la firme intención con esta decisión esconder un Pleno que, entre otras propuestas aprobará su reprobación y la condena de 17 de los 27 concejales a la intransigente actitud mostrada como presidente de la sesión”, han señalado, “su objetivo es evitar que su reprobación sea pública y con toda la ciudadanía como testigo y por este motivo traslada el Pleno a una ubicación distinta de la habitual, de escasas dimensiones, con un limitado aforo y a una hora –las 14 horas- irregular para evitar por todos los medios que la ciudadanía de Alcorcón asista a dicha sesión”.

Todos ellos han recordado el “bochornoso espectáculo” ofrecido por el alcalde en la última sesión plenaria, suspendida tras el intento del regidor de repetir una votación tras comprobar que, tanto el propio alcalde como el Grupo Municipal del PP, se habían equivocado al emitir el sentido del voto. Además, han destacado que Pérez, en nuevo ejemplo de actitud dictatorial pretendió expulsar injustamente a un concejal que protestaba en este sentido.
Para los tres portavoces, “consideramos prioritaria la toma de medidas por parte del propio Pleno de la Corporación” y por este motivo los cuatro grupos solicitantes –Socialista, Ganar Alcorcón, Ciudadanos e IUCM-LV- presentaron tres propuestas conjuntas para ser debatidas en dicha sesión plenaria extraordinaria.

Tres mociones conjuntas

Una de dichas mociones en la que se solicita la condenar firme y tajantemente la actitud del alcalde, su reprobación por transgredir la normativa y por el abuso ejercido desde la Presidencia al expulsar a un concejal sin justificación. Además, insta al regidor a expresar una rectificación y disculpas públicas por la actitud mostrada en dicho Pleno Municipal. Además, se exige la dimisión inmediata de David Pérez como alcalde y presidente del Pleno al demostrar su clara incapacidad para ejercer sus cargos con responsabilidad, rigor y respeto a los derechos fundamentales expresados y protegidos en la Constitución Española y la normativa municipal, así como que el propio Ayuntamiento de Alcorcón inicie acciones judiciales contra el Presidente del Pleno por abuso de poder y vulneración de derechos fundamentales de los concejales.

Otra de las mociones expresará la solidaridad del Pleno municipal al concejal Miguel Ángel González García al haber sido víctima de un abuso de poder por parte de la Presidencia al ser expulsado sin ningún tipo de justificación y bajo un claro ejemplo del trato desigualitario e intolerancia ya que dicho edil no trasgredió ninguna norma y tan sólo se limitó intervenir –al igual que efectuaban todos los miembros de la Corporación municipal incluido el PP- para protestar por el irregular intento del alcalde de repetir una votación ya efectuada en contra del Reglamento Orgánico Municipal.

Finalmente, la tercera de ellas hace referencia al procedimiento de votación con el fin de evitar situaciones como la ocurrida en la última sesión. Para ello, se establecerá la obligatoriedad de los ediles de estar presentes en el escaño del Pleno Municipal para ejercer el derecho al voto –algo que no ocurre en el caso del Grupo Municipal del PP- mediante mano alzada visible y contabilizada numéricamente de forma verbal por parte del Presidente con el fin de que todos los asistentes a la sesión conozcan el resultado de la misma. Además, se solicitará establecer en el Reglamento Orgánico Municipal, explícitamente, la inexistencia de causa ajena a los miembros de la Corporación, en el actual método de votaciones, que motive la repetición de una votación.



domingo, 19 de marzo de 2017

Gala Solidaria por "Joni", chico que necesita una silla de ruedas especial


Gala para recadurdar fondos y comprar la silla especial que este  chico necesita

Joni tiene un 90% de diversidad funcional y necesita una silla adaptada que cuesta 9.000 €. No puede pagarla





jueves, 9 de marzo de 2017

"Siria: La niebla de la guerra", por Alberto Arregui




“Fue precisamente Marx el primero que descubrió la gran ley que rige la marcha de la historia, la ley según la cual todas las luchas históricas, ya se desarrollen en el terreno político, en el religioso, en el filosófico o en otro terreno ideológico cualquiera, no son, en realidad, más que la expresión más o menos clara de luchas entre clases sociales…”
F. Engels
Alberto Arregui (Coordinadora Federal de Izquierda Unida)


Que la guerra es la consecuencia inevitable de la política de quienes dominan el mundo es algo que debiéramos tener asumido hace mucho tiempo. Quién olvide que las bayonetas siempre han sido empuñadas en interés de una u otra clase social habrá abjurado del marxismo.

En algunas ocasiones, como en la guerra en Siria, la acumulación de actores y la violencia de los acontecimientos dificulta la percepción nítida de la contraposición de intereses de clase, pero no más que la niebla oculta los vericuetos de la carretera de montaña, pero no por ello renunciamos a escudriñar el camino, pues sabemos que la consecuencia de no hacerlo sería precipitarnos al vacío en la primera curva.

Sin duda, ante Siria, la izquierda ha descarrilado, empeñada en subirse al tren equivocado, en el vagón de cola de alguna de las facciones en combate que representan a una u otra burguesía.
Pues, claro que sí, la lucha entre las clases dominantes y las dominadas, lleva en muchas ocasiones históricas al enfrentamiento entre los poderosos. Las guerras por el reparto de las colonias y los imperios llenan la historia de la humanidad.

Hoy vivimos la crisis más grave del sistema económico capitalista desde el primer cuarto del siglo XX. El saqueo de las zonas con valor geoestratégico es el primer punto de la agenda de los poderes imperialistas, no sólo de los Estados Unidos de América, sino también de Rusia, China y la Unión Europea.

En Siria la lucha de clases se expresó en 2011, con un levantamiento de clase frente a la dictadura capitalista de Bashar al Asad. Los campos de batalla estaban delimitados, una población con un 50% de jóvenes menores de 25 años, que padecían casi un 40% de paro,se enfrentaba a la burguesía y burocracia estatal de uno de los 30 países más corruptos del mundo. Pero la juventud de la clase obrera siria no fue capaz de tomar el poder, al carecer de una organización con un programa, una estrategia y una táctica adecuada. Y, poco a poco, fue pasto de la degeneración de la lucha con la infiltración del yihadismo apoyado por las reaccionarias monarquías del Golfo. A un lado el imperialismo occidental y los regímenes teocráticos del Golfo, al otro lado, el imperialismo ruso, la dictadura siria, el “partido de Dios” libanés y los muyahidines de los ayatolas de Irán.

Ambos bandos despedazando el cuerpo del pueblo sirio, provocando los crímenes de guerra contra la población civil, el mayor éxodo desde la Segunda Guerra Mundial, miles de muertos en el mar Mediterráneo, con la criminal política de los gobernantes de la Unión Europea…

No se puede separar la guerra de las transformaciones sociales; los kurdos son el ejemplo vivo de que lo único que puede frenar la locura del yihadismo es un pueblo que lucha por su propio destino, que tiene en sus manos su futuro. La lucha delas Unidades de Protección Popularkurdas (YPG)[1] es el contraste nítido con la dictadura siria que generó el caldo de cultivo para el surgimiento de estos monstruos, pues esa locura también tiene un método, y prende en una sociedad atrapada en la desesperación generada por la pobreza y la desigualdad social. Mientras los kurdos han sido capaces de plantar cara a la barbarie, el ejército sirio necesitó la intervención de Rusia, Irán y Hezbollá, para no disolverse.

Si la juventud siria que se alzó contra la dictadura hubiese tenido en sus manos su destino, al igual que el pueblo kurdo, el Daesh y Fatah al Sham hubiesen sido aplastados. Las bombas rusas y las muertes de miles de civiles no son ningún camino hacia la paz, o hacia una transformación progresista de la sociedad. La lucha contra el Daesh, por ganar la guerra, es también la lucha por acabar con el régimen dictatorial.

La victoria contra el cáncer yihadista sólo se podrá conseguir si el pueblo sirio y los demás pueblos de la región toman las riendas de la transformación social, entonces en lugar de huir, defenderían cada palmo de terreno porque estarían defendiendo su tierra, su libertad y no los privilegios de una minoría de parásitos corruptos. El mantenimiento del régimen sirio seguirá reproduciendo, no sólo las relaciones de explotación, sino también las condiciones para que ese monstruo abyecto que es el yihadismo siga reproduciéndose.

¡Sólo el pueblo, salva al pueblo!

[1] Milicia formada por hombres y mujeres de comunidades del Kurdistán sirio. Las YPG se consideran a sí mismas una milicia popular democrática, y llevan a cabo elecciones internas para elegir a sus oficiales.

jueves, 2 de marzo de 2017

Acto sobre "Feminismo de clase"



La lucha de las mujeres por su liberación estuvo íntimamente ligada a la revolución soviética. No en vano la revolución de febrero que terminaría con la abdicación del zar fue el 23 de febrero por el calendario juliano, 8 de marzo por nuestro calendario, día internacional de la mujer trabajadora y fueron las movilizaciones de las mujeres rusas en esta jornada de reivindicación las que terminaron de crear la masa crítica necesaria para la caída del zarismo en las movilizaciones que venían sucediéndose en aquel mes en la Rusia de 1917.
 
Pero si las mujeres fueron importantes para la revolución soviética, la revolución soviética no lo fue menos para las mujeres. Con ella las mujeres conquistaron por primera vez derechos como el aborto, el divorcio, guarderías sostenidas por el estado o el seguro de maternidad. Fue en la recién creada URSS donde las mujeres no solo conquistaron el derecho al voto, sino que accedieron por primera vez a altos cargos del Estado.
Todo esto fue gracias a la revolución y la revolución fue posible gracias a la lucha de las mujeres bolcheviques, que empuñaron para ello un arma desarrollada por ellas mismas al que ellas llamaban feminismo de clase.

En el marco de los actos de celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora y la conmoración del centenario de la revolución soviética, la agrupación del PCE de Alcorcón e Izquierda Unida organizarán el próximo 8 de marzo un acto sobre el feminismo de clase desde la revolución soviética hasta nuestros días, el próximo sábado 4 de marzo en la calle San Blas Nº 1 de Alcorcón a las 18:30.

El acto contará con la participación de Sol Sánchez, coportavoz de Izquierda Unida de Madrid, Rosana Zarapuz, concejala del PCE por Ganar Alcorcón y Beatriz Iglesias, miembro del Frente de Mujer de la agrupación del PCE en Alcorcón.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Dávid Pérez, qué cacique eres...


Vídeo del último pleno del Ayuntamiento de Alcorcón.
Las imagenes y el audio hablan por sí solas...