jueves, 26 de noviembre de 2015

Alcorcón: Campaña de Unidad Popular - Candidato Alberto Garzón. ¡SÚMATE!






Asamblea abierta de campaña

¿Qué campaña podemos hacer en Alcorcón?
¿Cómo podemos ayudar a Alberto Garzón a ser presidente?
¿Cómo nos organizamos?

¡PARTICIPA Y ENTRE TOD@S LO HAREMOS!

Sábado 28 de noviembre, 18:00 horas
Centro Social "Pablo Picasso", C/ San Blas, nº 1

UNIDAD POPULAR EN ALCORCÓN - CANDIDATO ALBERTO GARZÓN





Ecologistas en Acción ante el inicio de la revisión del PGOU de Alcorcón




LA REVISIÓN DEL PGOU DE ALCORCÓN RESPONDE A INTERESES ESPECULATIVOS


Ecologistas en Acción del Suroeste de Madrid considera que el inicio de los trámites de revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alcorcón aprobado el pasado 18 de noviembre por el PP en la Junta de Gobierno obedece a la presión e intereses especulativos de los propietarios de terrenos del norte de Alcorcón.
Los ecologistas consideran ilustrativo que esta decisión haya llegado solo un mes después de que el consejero director general de Metrovacesa Carlos García León se quejara públicamente de lo que el consideraba olvido de las administraciones de la urbanización de los terrenos del norte de Alcorcón. Igualmente parece responder a los intereses privados de reclasificación de los suelos del norte de Alcorcón la moción presentada por Ciudadanos, para el próximo pleno municipal del 30 de noviembre en la que en la defienden la necesidad de revisión del PGOU sólo se resalta con negrita las palabras “clasificación de todos los suelos”.
Ecologistas en Acción del Suroeste de Madrid, que llevó con éxito a los Tribunales los anteriores proyectos de reclasificar los terrenos rústicos sin urbanizar del norte de Alcorcón como urbanizables, advierte que seguirá defendiendo los valores naturales presentes en el norte de Alcorcón (donde se encuentran hábitats naturales diversos como retamares, encinares o pastizales xerofíticos que dan cobijo a una amplia biodiversidad de especies animales y de flora) y reclamando la protección de los mismos para desarrollar un corredor ecológico que interconecte los espacios naturales de Casa de Campo y el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama contribuyendo a desmasificar la Casa de Campo, facilitar una movilidad interurbana sostenible y asegurar los valores naturales presentes en estos espacios.
Asimismo desde el grupo ecologista señalan que su oposición a la urbanización del norte de Alcorcón que esconde el inicio de una revisión del PGOU se basa no sólo en los citados valores naturales de la zona, sino sobre todo en su crítica a los proyectos urbanísticos especulativos que se hacen en función de los intereses de empresas privadas y bancos (como el Banco Santander, que controla más del 70 % del capital de Metrovacesa), ignorando las necesidades de la ciudadanía. Este tipo de proyectos están en el origen de la crisis económica que padecemos que ha llevado a cientos de personas a perder sus viviendas y empleos precarios mientras se mantienen miles de viviendas vacías y se cierran locales en el Polígono Industrial Urtinsa.
Desde Ecologistas en Acción reclaman un necesario cambio de modelo económico, no sólo porque la destrucción de territorio y crisis ambiental que padecemos así lo exige, sino porque las necesidades básicas de las personas se deben anteponer a los intereses lucrativos. Además recuerdan que a día de hoy, Alcorcón tiene aprobados y pendientes de concluir ambiciosos desarrollos urbanos (Ensanche Sur, El Lucero, Retamar de la Huerta,…) que no justifican una nueva revisión del PGOU, especialmente si tenemos en cuenta que el nuevo plan debería esperar a que la Comunidad de Madrid aprobara la revisión de la ley del suelo cuyos trámites ha iniciado.


viernes, 20 de noviembre de 2015

Acto Público "Parar el TTIP. Objetivo número uno de la izquierda europea"





TTIP: Cómo las empresas transnacionales toman el poder


Una revisión del dominio que las corporaciones ejercen por sobre las democracias. Sus impactos en el ambiente, la salud y la seguridad alimentaria.

Susan George: "Antes pedíamos que EEUU se fuera de Vietnam; 
era más fácil que explicar el TTIP"

Entrevista a la filósofa y politóloga, que presenta el libro Los usurpadores. Cómo las empresas transnacionales toman el poder: "En el ámbito financiero, Europa es más neoliberal que Estados Unidos"
Susan George vuelve a la carga en su denuncia contra una globalización que beneficia a un grupo selecto de empresas y ciudadanos. Es lo que esta filósofa y politóloga llama Los usurpadores, título de su último libro, que acaba de publicar en castellano Icaria Editorial, y que lleva por subtítulo Cómo las empresas transnacionales toman el poder. Ha superado los 80 años pero sigue firme en el activismo que le ha llevado a presidir el Comité de Planificación del Transnational Institute de Amsterdam o a ser vicepresidenta de ATTAC Francia, entidades que reclaman un sistema financiero más justo.

Los usurpadores llega tras el éxito de las dos ediciones de El informe Lugano (2001 y 2012) y Sus crisis, nuestras soluciones (2010). El gran objetivo por el que lucha ahora es que no se apruebe el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP) que negocian la Unión Europea y los Estados Unidos. A su entender, sería un nuevo triunfo de los lobbies empresariales que pretenden mover los hilos de la política saltándose los principios democráticos y los intereses de la mayoría.

¿Quiénes son estos usurpadores de los que habla en su libro?

Son corporaciones transnacionales, muy grandes, y quienes las ayudan, que son las compañías y las personas que les hacen de lobistas. Confluyen en entidades como la Mesa Redonda Europea de Industriales, que agrupa a la mitad de los presidentes de las mayores empresas industriales y negocian con los estados siempre que quieren. Hay organizaciones similares en todas partes, trabajando para un sector o para varios sectores al mismo tiempo. Si vas a Bruselas, puedes hacer un tourpor todos los lobbies que hay, especializados por sectores o clientes.

Usted habla del crecimiento de una autoridad ilegítima. ¿Quién es esta autoridad?

Están tomando poder de forma ilegítima, por eso los califico de usurpadores. Son corporaciones que desplazan a personas elegidas democráticamente. O que trabajan tan acopladas que no podemos ver la diferencia entre unas y otras. Corporaciones que dictan a los políticos lo que tienen que hacer.
Por ejemplo, el Pacto por la Competitividad fue preparado y presentado por un alemán y un francés, presidentes de grandes corporaciones, para que lo firmara François Hollande. Y lo hizo. Dos dirigentes de la Mesa Redonda Industrial Europea escribieron este pacto y, además, lo hicieron con el apoyo de técnicos de los gobiernos. Utilizaron la Comisión Europea para hacer aprobar el texto. La Comisión hizo 127 reuniones para preparar el pacto, de las cuales el 93% fueron con empresarios y representantes de los lobbies de todos los sectores afectados. Sólo el 7% de los consultados fueron consumidores, ecologistas, sindicalistas y representantes de la ciudadanía.

Dedica gran parte del libro a alertar sobre los peligros que conllevaría la puesta en práctica del Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP). ¿Por qué le preocupa tanto?

Empezaron a prepararlo hace veinte años. No hay ningún problema entre las corporaciones europeas y las de los Estados Unidos. Están totalmente de acuerdo en lo que quieren. Como ciudadanos tenemos regulaciones mejores, más protectoras en Europa que en Estados Unidos, salvo en el ámbito de las finanzas. A las corporaciones europeas ya les va bien acabar con las regulaciones actuales.
Por ejemplo, en la mayor parte de Europa no se puede vender comida o semillas modificadas genéticamente. Pero las corporaciones quieren hacerlo, y sin tener que explicitarlo en las etiquetas de los productos. Y también quieren practicar el fracking. O tribunales privados que diriman los litigios con los estados. Este tipo de tribunales ya han dado la razón a grandes corporaciones que han contaminado países como Ecuador. Hay muchos ejemplos. Uno, que aún está por resolver, es el de la empresa de servicios francesa Veolia, que ganó el contrato de eliminación de residuos de Alejandría, y que ha demandado a Egipto porque aprobó un aumento del salario mínimo que considera que la perjudica.
Por este motivo, las corporaciones quieren estos tribunales privados. Pueden tener sentido si estamos hablando de países pequeños, débiles y corruptos, pero en Estados Unidos y Europa no hay ninguna justificación posible.

Mal papel de Europa en cuanto a regulación financiera si está peor que Estados Unidos.

Sí. Las regulaciones financieras en Estados Unidos son mejores que en Europa. Tienen un poco más de control sobre los bancos, los bonus, determinadas transacciones. En el ámbito financiero, Europa es más neoliberal que Estados Unidos.

De todos modos, el TTIP todavía está en fase de negociación.

Pretenden terminar las negociaciones este año. En 2016 hay elecciones presidenciales en Estados Unidos y lo quieren resolver antes. Estamos progresando. Hemos conseguido un millón y medio de firmas en once países europeos contra el Tratado. Intentamos hacer una campaña oficial de recogida de firmas de acuerdo con la Unión Europea, pero se negó. Continuaremos recogiendo firmas hasta octubre. Confiamos en doblar las firmas que la Unión exige en una campaña de este tipo. Además, el 18 de abril se hará un Día Internacional contra el TTIP.

¿Qué podría interpretarse como una victoria en esta lucha contra el TTIP?

Que no se apruebe. Que no se pongan en marcha ni los tribunales privados de arbitraje que resuelvan los litigios entre las corporaciones y los estados, ni las comisiones regulatorias que quieren poner en marcha en ámbitos como la alimentación, la salud, la educación, los salarios, leyes laborales, energía, ...
Estados Unidos quiere comercializar pollos tratados con productos químicos, lo que los europeos no aceptan. Si se aprueba el Tratado, pueden intentar que se acepte en los años siguientes. Europa ha prohibido 1.200 tratamientos químicos mientras que Estados Unidos sólo ha prohibido 12, desde los años setenta.

Pensar que esta negociación puede ser reversible y que la Unión Europea podría convencer a Estados Unidos de adoptar regulaciones más favorables a los ciudadanos y a su salud, ¿es soñar?

Al principio, había sindicatos de Estados Unidos que lucharon para conseguir los derechos que tienen sus equivalentes europeos. Allí no se reconoce el derecho a la negociación de los sindicatos y un puñado de derechos laborales. El año pasado intentaron conseguir los derechos sindicales de los europeos pero no lo consiguieron.

Así las cosas, calificar de democracia a Estados Unidos requiere hacer algunos matices.

No estoy tampoco segura de que Europa sea una democracia de verdad. Los griegos votaron y no sé qué pasará ahora. El 80% de la gente apoya a Syriza tras las elecciones y para la Unión Europea parece que la democracia no cuenta. Probablemente empujarán a Grecia fuera del euro, contra la voluntad de Syriza.
La Comisión Europea no es una organización democrática, ni mucho menos. Votamos en Francia y en los Países Bajos contra la Constitución, en 2005, y pusieron el Tratado de Lisboa en su lugar, que era lo mismo. Luchamos para conseguir gobiernos democráticos y el libro va en esta dirección.

¿Cómo consiguen estos usurpadores imponer su voluntad?

Tienen mucho dinero. Están muy bien organizados. Tienen acceso a los políticos. Pagan mucho dinero a los lobistas. Tienen mucha presencia en los gobiernos. Tienen mucha más capacidad de influencia que ninguna ONG. Están en todos los comités de expertos europeos, de todos los sectores.

François Hollande, en julio de 2012, hizo muchas promesas pero dio marcha atrás rápidamente. Jean-Claude Juncker ha hecho lo propio y ha renunciado a todas las promesas que hizo durante la campaña electoral europea.

¿Por qué lo han hecho?

No estoy en sus reuniones, pero pienso que se dejan convencer por la dialéctica del "crecimiento y trabajo". Un estudio de un think tank para la Unión Europea ha calculado, en su visión más optimista, que el TTIP provocará un incremento de los ingresos en 540 euros anuales para las familias de cuatro personas y que se crearán 600.000 puestos de trabajo, en 2027. Otro estudio, con un modelo diferente, calcula que, por el contrario, se perderán 600.000 puestos de trabajo, se reducirá mucho el crecimiento y Francia será la más perjudicada.

El acuerdo NAFTA, firmado por Canadá, Estados Unidos y México, en 1994, provocó la pérdida de casi 700.000 puestos de trabajo en la industria de los Estados Unidos y los pequeños agricultores mexicanos desaparecieron prácticamente. Siempre hablan de "trabajo y crecimiento", pero no es verdad.

La información sobre cuestiones como esta no llega al gran público.

El papel de los periodistas es esencial. En la lucha en la que estamos metidos, tenemos que utilizar la "estrategia Drácula", que significa exponer los vampiros a la luz. Si no, perderemos. Podemos ganar, pero depende de tu profesión, que los periodistas sean suficientemente libres para explicar bien el TTIP. Es la razón por la que he escrito este libro.

Una investigadora hizo un estudio durante 17 meses, hasta el pasado mes de febrero, y detectó que ni la CBS, ni la ABC, ni la NBC y otra cadena televisiva nacional, habían hecho ninguna mención del TTIP. Son empresas privadas y no quieren que se discuta esta cuestión.

Una cosa es la voluntad de los periodistas y otra, la de los propietarios de los medios.

Es un problema para todos. Nadie es completamente libre. Bueno, yo puedo escribir lo que quiero. Ganamos en 1998 la batalla contra el MAI (Multilateral Agreement on Investment). Cuando conseguimos que apareciera en la primera página del Libération pensé que habíamos ganado. Y fue así. El gobierno tuvo que escucharnos. Francia se salió y el MIA colapsó. Fuimos capaces de crear suficiente conciencia en la gente. Hay esperanza. Hay un puñado de malas noticias pero podemos ganar. Depende de nosotros.

Nosotros, dicen, somos el 99%; y ellos, los ricos, los poderosos, un 1%. Entonces ¿por qué perdemos?

¿Qué parte de este 99% está realmente bien informada?

La política es muy complicada hoy. Cuando empecé en el activismo pedíamos que Estados Unidos se fuera de la guerra de Vietnam. Era un mensaje sencillo, claro, comprensible. Se podía no estar de acuerdo, pero todo el mundo lo entendía.
Ahora, si hablo del TTIP lo tengo que explicar bien. ¿Cuánta gente tiene tiempo para escuchar las explicaciones? Sobre todo si no tienen trabajo, si tienen grandes problemas en casa, si tienen que buscar los alimentos más baratos... Necesitamos movilizar a los líderes de opinión. Hay mucha gente movilizada. En España, por ejemplo, Ecologistas en Acción está haciendo muy buen trabajo.

Es un combate desigual.

Naturalmente. Lo sabemos. Ellos nunca se rinden. Tienen todo el dinero que necesitan. Mucha gente trabajando para ellos las 24 horas del día. Publicistas propios. Acceso a los medios cuando lo desean, en las páginas de opinión, los editoriales. De todos modos, cuando se entiende el peligro que representan los lobistas y que este Tratado es perjudicial para la salud de los ciudadanos, su alimentación, su salud, la educación, la calidad del medio ambiente, el transporte... la gente dice no.

Movimientos como Syriza o Podemos ¿representan un cambio político y social en la dirección que usted considera acertada?

Estoy preocupada por Syriza. He perdido dos horas de sueño esta noche pensando en un artículo para planteae preguntas del tipo: ¿está usted contento ahora, Mario Draghi, por empujar a Grecia fuera del euro? ¿Está usted contenta Christine Lagarde porque el Fondo Monetario Internacional no dará dos semanas más al nuevo Gobierno para hacer frente a sus problemas económicos? ¿Está usted contento señor Schäuble por mantener la presión al máximo sobre Grecia?

¿Hace falta algún tipo de revolución?

No, una revolución no. No hace falta ir tan lejos. Tenemos que decir basta. Debemos exigir que mantengan los negocios en su sitio. Han venido preparando el TTIP durante veinte años. Hace treinta años no estaban tan bien organizados. La globalización y el neoliberalismo les han permitido organizarse en todas partes. Es lo que yo llamo la clase Davos.

Nosotros no tenemos este nivel de organización y no tenemos tanto dinero como ellos, pero lo estamos haciendo mejor que hace diez años. Es lento. Pero la campaña para la recogida de firmas está funcionando muy bien, en muchos países. Tenemos una coalición en Francia que reúne entre cuarenta y cincuenta organizaciones. Muchos países tienen sus propias coaliciones.

Algunos analistas dicen que los poderosos sólo aceptan los cambios que benefician a la ciudadanía cuando tienen miedo. ¿Hay alguna manera de meter el miedo en el cuerpo de los "usurpadores"?

Están asustados ya. Porque están dejando que veamos algunos de los documentos que están negociando. Están recurriendo a mejorar sus relaciones públicas. Ven que estamos ofreciendo estudios que demuestran que los suyos son basura. Los socialdemócratas, que están en coalición con el partido de Angela Merkel, han mostrado su oposición a los tribunales administrativos privados. Esto está subiendo muy arriba. La Comisión Europea está asustada ya. Tenemos que conseguir que lo esté más.

Y si los 'usurpadores' pierden, ¿aceptarán la derrota?

No. Las transnacionales volverán. Lo hacen siempre. Será dentro de unos años. Pero para entonces yo ya estaré muerta.



enviado por  Red Nacional de Acción Ecologista   renace2@hotmail.com

"Glosa sobre París y los silencios de nuestros medios de incomunicación", por Carlos Taibo




Glosa sobre París y los silencios de nuestros medios de incomunicación

Por Carlos Taibo
Me limito a certificar lo que me parece evidente: los medios de incomunicación del sistema no dejan ningún hueco, ninguno, para la denuncia de la responsabilidad, central, que las potencias occidentales, con sus gendarmes regionales y sus guerras de rapiña, tienen en la gestación de hechos de terror como los de anoche en París. Tampoco parecen ocupados, en suma, en otra denuncia: la de lo que nuestros gobernantes preparan para, de la mano de otro terror, el de Estado, acallar la oposición ante la barbarie -la que se manifiesta en tantos lugares en el oriente próximo y la que se revela cotidianamente, al calor del filantrópico capitalismo de estos días, en nuestras calles- de la que son corresponsables. Que la inequívoca solidaridad con las víctimas inocentes no nos haga perder de vista lo que quieren ocultarnos

[TURQUÍA] COMUNICADO DE DAF SOBRE LA MASACRE EN PARÍS

Comunicado de Acción Anarquista Revolucionaria sobre la masacre en París:
El 13 de noviembre, más de 129 personas perdieron la vida, decenas de heridos en 7 barrios diferentes de París como consecuencia de ataques coordinados por ISIS con bombas y armas de fuego. El asesino ISIS continúa con sus asesinatos fuera de las regiones de Oriente Medio y Anatolia. La masacre que tuvo lugar en París muestra claramente que el terror ISIS no conoce límites. Sentimos la masacre en París profundamente y compartimos su dolor. Hemos vivido y seguimos viviendo los ataques ISIS apoyados a través del Estado. De Şengal a Kobane, desde Pirsus (Suruç) a Ankara, hemos perdido muchos compañeros y amigos. Somos conscientes del hecho de que las masacres tienen por objetivo crear miedo, desconfianza y nuestra soledad. Nuestro dolor es grande y aumenta cada día. En estos momentos tenemos que hacer crecer la solidaridad contra los asesinos que quieren enterrarnos en el miedo, la soledad y el aislamiento.
Vemos los movimientos simultáneos del Estado francés y de otros estados con el objetivo de dirigir el proceso. Sabemos que estas mismas estrategias se realizan en nuestra región bajo el nombre de “lucha contra el terror”. En este ambiente de desconfianza, la gente tiene una psicología de pánico que está dirigida por los dispositivos ideológicos del Estado; la opresión del estado contra los revolucionarios y la política estatal que restringen la libertad de los oprimidos será legitimada políticamente; y el discurso de las políticas racistas aumentarán. Los estados usan estos períodos extraordinarios para sus intereses políticos, económicos y sociales.
Somos conscientes de la situación que viven los pueblos en Francia. Sabemos la dificultad de apartar a un lado el dolor de las víctimas para luchar contra las movilizaciones fascistas en el seno de la sociedad creadas deliberadamente por el Estado. Hacemos hincapié en que, a pesar de esta dificultad, la lucha debe ser contra el miedo, el estado y el fascismo.
El dolor que viven es nuestro dolor, La rabia que sienten es nuestra rabia, su lucha es nuestra lucha!
Devrimci Anarşist Faaliyet-DAF (Revolutionary Anarchist Action)

UNA MASACRE ATROZ E INCALIFICABLE. COMUNICADO DE LUTTE OUVRIÈRE

Los que cometieron ayer varios atentados en París y en Saint-Denis, asesinando gente en una sala de espectáculos, en bares y en restaurantes, cercanos a un estadio, han querido provocar el máximo de muertes, ciegamente. Estos atentados son actos indignos. Expresamos nuestra conmoción y toda nuestra solidaridad con las víctimas y sus allegados.
Sean las que sean las ideas de las que se reclaman los que han perpetrado estos ataques, son enemigos de todos los trabajadores. Si se confirma que se trata de islamistas, su violencia procede de la misma barbarie que la de los yihadistas sirios o iraquís, que buscan el terror, someter a poblaciones enteras, reducir a las mujeres a la esclavitud y liquidar a todos los que no piensan como ellos.
El horror de los atentados cometidos en París y en Saint-Denis refuerza a aquellos que sus autores pretenden combatir. Refuerzan al Estado francés, que instaura el estado de emergencia y aumenta las medidas policiales. Refuerzan a la extrema derecha, sus discursos odiosos frente a los musulmanes y los inmigrantes, y su reivindicación de un Estado más fuerte.
Compartimos íntegramente la conmoción de la población, y en especial de todos los allegados de las víctimas de estos atentados. Pero no tenemos ninguna solidaridad con el Estado francés y con sus dirigentes políticos. Estos tienen una gran parte de responsabilidad en las guerras que ensangrientan hoy Oriente Medio, de las guerras de las que París tuvo ayer un eco sangriento.
Por ello Lutte Ouvrière no sumará su voz al concierto de unidad nacional. No compartimos nada con los Hollandes, los Sarkozys y los Le Pens. Toda nuestra solidaridad va a las víctimas y sus allegados. Continuaremos nuestro combate por un mundo libre de oscurantismo, de injusticia, de dominación imperialista y de todos sus avatares.
Nathalie ARTHAUD, portavoz de Lutte Ouvrière

"Maldito terrorismo", por Antonio Aramayona




Maldito terrorismo

¿Cuántos seres inocentes mueren cada día en Palestina, Irak, Afganistán, Siria debido a la política de mirar hacia otro lado y tener los brazos cruzados por parte de los países ricos, dueños de la energía, los alimentos, las armas y el dinero?

 | 


Europa y la América rica se ponen de luto de vez en cuando. La penúltima vez, por el asesinato de doce trabajadores de la revista satírica francesa Charlie Hebdo en enero de 2015. La última, en la noche de 13 de noviembre, también en París, con 128 personas asesinadas y varias decenas de heridos graves. En ambos casos, como común denominador, unos exaltados que creen librar una guerra santa contra los infieles perversos porque su dios así lo dictó: ellos se creen mártires, mientras el adversario queda convertido en maligno. Por eso a veces se forran de bombas o disparan a discreción para sacrificar al enemigo (cuantos más, mejor). ISIS o Al Qaeda o quien sea reivindican sus matanzas. Su fanatismo sueña con un Estado teocrático, con la uniformidad absoluta de las ideas y las costumbres acordes con su Libro sacro. Malditos sean, sí. Y hoy, mientras escribo, también soy francés desde el mismo momento en que unos seres humanos inocentes son absurdamente privados de sus vidas, esta vez en París.
Sin embargo, hoy también vuelvo a sentirme impelido a no dejar de mirar y poner de manifiesto otras caras de este inmenso y cochino poliedro donde vivimos. Escribí estas cosas a raíz de los atentados en el Charlie Hebdo, aunque un medio nacional no lo publicó “porque no era el momento”: podía decirse “je suis Charlie”, pero no “yo soy palestino” o sirio o jordano o afgano o libio o… Las banderas a media asta se ponen cuando mueren personas del Occidente rico (y de paso, se desatan guerras, estados de emergencia, luto nacional e internacional…), muertes que –repito- condeno y desapruebo profundamente. Pero tengo en cierto modo, una vez más, el alma rota porque nunca he visto decretado luto, banderas a media asta y condenas desde el poder por las miles de víctimas inocentes por los bombardeos en el Oriente Próximo desde aviones franceses, rusos, británicos y otros países de la OTAN (esa OTAN que está jugando con sus juguetes, despilfarrando el dinero de la ciudadanía cada vez más empobrecida, desde hace semanas en nuestro país, en mi ciudad).
Dicen que ahora los “terroristas” se comunican y organizan a través de las redes de Internet y similares para asesinar más y mejor, pero también sabemos que centenares de drones, guiados desde algún búnker hipertecnificado sito en los Estados Unidos de Norteamérica, sobrevuelan no pocos países árabes e islámicos, achicharrando desde el cielo a quienes consideran líderes o cabecillas de grupos “terroristas”, que planean sembrar algún día el terror en nuestras calles y barrios, donde últimamente parece preocupar sobre todo la contaminación. Son tan condenables los unos como los otros. Es el mismo terror, son tan terroristas los unos como los otros.
Ningún Estado rico adscrito a la OTAN,  y por consiguiente aliado de un Israel intocable (asLa UE no quiere alslamiento y la pobreza z mdecretado luto nacional s te rico (y se desatan guerras, estados de emergencia, lutoí lo decreta el capital de Wall Street y otros centros financieros donde diariamente se perpetra la estafa mundial a la humanidad), se ha visto oficialmente concernido o ha decretado luto nacional o ha puesto sus banderas a media asta o ha liado una guerra por los muros de Cisjordania y Gaza, o en algunos barrios pobres y cada vez más sumidos en el aislamiento y la miseria del Jerusalén no israelí, o las vallas –de fabricación española- en Ceuta y Melilla, Hungría, Eslovenia, Serbia, etc. La UE no quiere vino de los territorios ocupados con etiqueta “made in Israel”, pero no ha forzado alguna medida que restituya al pueblo palestino algo de su libertad y su dignidad.
¿Cuántos seres inocentes mueren cada día en Palestina, Irak, Afganistán, Siria debido a la política de mirar hacia otro lado y tener los brazos cruzados por parte de los países ricos, dueños de la energía, los alimentos, las armas y el dinero? ¿Acaso hay peor “terror” que saberse condenado a la mugre o a la muerte desde niño? ¿Acaso han mostrado esos países ricos otro deseo mayor que poseer y controlar todas las fuentes de energía y las zonas geoestratégicas del planeta?
Sin embargo, las grandes empresas de fabricación y comercialización de todo tipo de armamento necesitan venderlo, necesitan conflictos alejados de sus fronteras, necesitan el miedo de la gente, necesitan hacer de la seguridad el principio por antonomasia, necesitan de gente que considere peligrosos y alienados a quienes consideren que las armas y los ejércitos deberían irse todos –sin excepción- al carajo, que el dinero presupuestado para armas y ejércitos debe destinarse a hacer efectivos los derechos humanos de todas las personas del mundo, que así no habría otros terroristas que quienes lo están alimentando para seguir haciendo negocio. Personalmente, soy una de esas personas, aun a riesgo de que me sigan considerando peligroso y alienado.