jueves, 24 de diciembre de 2015

Las 5 claves para una actitud transformadora después de las elecciones, del blog "Cortina de Humo"


Las 5 claves para una actitud transformadora después de las elecciones

Como ya viene siendo habitual, aprovecho este espacio para hacer una reflexión crítica (algo más pausada de que lo estoy viendo por las Redes Sociales) tras los resultados electorales de este 2015. En otras ocasiones he analizado en profundidad los resultados (El sistema electoral español hace aguas), pero esta esta vez me apetece compartir mis reflexiones de una forma más constructiva.
Antes de nada una advertencia: es un análisis de la realidad política electoral. Centrando el análisis en la política institucional de partidos no pretendo darle mayor legitimidad a nuestra “democracia” (el autor de este artículo se encuentra más próximo al anarquismo, a pesar de las contradicciones diarias que nos toca gestionar). Dicho esto, aquí van a modo de conductas a evitar, una lista de actitudes poco transformadoras y poco críticas que estoy viendo que abundan en la Red:

  • Pensar que “España es idiota” por creer que la mayoría de la gente vota al PP. El Partido Popular ha concentrado 28,72% de los votos válidamente emitidos. Mayor concentración de votos no significa mayoría de apoyos. Esa cifra significa que de una forma u otra hay casi un 72% de gente que no ha apoyado al PP. Y eso sin contar el porcentaje de abstención. Por tanto, la realidad es que la inmensa mayoría de la gente no apoya al PP (esto no quita que siga siendo triste el alto número de votos que obtienen los partidos de ideología neoliberal).

  • Echar la culpa a la gente que se abstiene. En estas elecciones la abstención ha supuesto el 26,80%, casi un 5% menos que las elecciones generales anteriores (31,06% en 2011). Las personas que culpabilizan a quienes se abstienen tienden a pesar que votarían a un partido afín al suyo, pero eso es mucho suponer. La abstención es un computo total que no refleja la diversidad de opciones: personas incapacitadas para ejercer el voto, nacionales en el extranjero que no han podido optar al voto por correo, personas que ejercen la abstención activa (y que creo minoritaria) y, en un alto porcentaje, cabe la posibilidad de que muchos de los potenciales votantes reafirmaran los resultados actuales por la falta de concienciación y la influencia mediática (si esto fuera así, me temo que much@s realmente desearíais que no votaran, y si no, echar un ojo a otro de los trending topic el día de las elecciones). Sobre la abstención hay muchos mitos que debiéramos superar. 

  • Pensar que el cambio va a venir depositando una papeleta en una urna y no haciendo nada más el resto de días que no se vota. L@s políticos campan a sus anchas. Ha sido así tanto tiempo que se sienten legitimamos y a salvo para hacer lo que quieran. Sólo así se explica la corrupción, la falta de transparencia, la carencia de sensibilidad… Al delegar en ell@s toda actuación y responsabilidad política nos hemos vuelto “quejicas” pero pasiv@s. Al llevar a cabo una verdadera praxis política (reflexión más acción), no sólo nos apropiamos de la capacidad de incidencia en nuestro entorno (algo con altos niveles de transformación al margen de los resultados electorales), sino que llevamos a cabo una concienciación que también tendría influencia en nuestras posturas de cara a elegir o no a nuestros representantes.

  • Creer que el sistema es correcto y atribuir la responsabilidad de los resultados sólo a la ciudadanía. Sólo a modo comparativo, podemos ver las diferencias de escaños entre un sistema electoral por circunscripciones provinciales y otro por circunscripción única.

quedaria-Congreso-unica-circunscripcion_EDIIMA20151221_0098_3

El sistema actual beneficia al bipartidismo tradicional del PP y PSOE, así como a los partidos autonómicos y nacionalistas (EAJ-PNV, ERC-CAT SI…). Por contra, perjudica a los partidos “nuevos” y minoritarios restando proporcionalidad al número total de votos (Podemos, Ciudadanos, Izquierda Unida-Unión Popular…). Con este sistema al PP un escaño le cuesta unos 58.000 votos, y a un partido como IU unos 460.000 (son datos orientativos, la cifra exacta depende de cada territorio). Un cambio de régimen electoral donde un voto valga lo mismo independientemente del territorio (circunscripción única) no sólo disminuye la concentración de votos a favor del bipartidismo, sino también refuerza la representación de la mayoría de partidos y da la posibilidad de inclusión a más formaciones políticas (Más información).
  • Pensar que más diversidad política en el congreso hace más difícil la gobernabilidad. Y así lo pretenderán nuestros principales partidos en la actualidad. Sin embargo, no debiera ser así. Si nuestra historia política tuviera una mayor tradición de pactos, habría un mayor reflejo de los verdaderos intereses de la ciudadanía en la búsqueda de votos por parte de los partidos que negocian, así como una mayor estabilidad en algunos ámbitos como la Educación o la Sanidad.

Tras este análisis, creo que debemos dejar de adoptar posturas emocionales “bipolares”: una exceso de ilusión irracional antes de las elecciones vs una frustración e irascibilidad cargando contra la ciudadanía despúes. Este desequilibrio emocional político nos lleva a la inacción, a lecturas precipitadas y análisis poco críticos de la realidad.

Eso, y lo dicho mil veces: LA POLÍTICA NO ES SÓLO VOTAR CADA CUATRO AÑOS. Una verdadera acción política transformadora implica la participación de la ciudadanía en un proyecto de vida integral: en nuestro trabajo, nuestra localidad, la educación…

Salud!

miércoles, 23 de diciembre de 2015

"La hora de los audaces", por Alberto Arregui



Balance de las elecciones del 20D
La hora de los audaces



“Audentes fortuna iuvat” Virgilio1

El cambio de relación de fuerzas parlamentarias y la inestabilidad surgen como las consecuencias más evidentes de las elecciones recién celebradas, pero detrás de esas características existe otra mucho más potente que corremos el riesgo de no poner el primer lugar: un evidente giro a la izquierda en los resultados electorales2.

Hemos vivido una legislatura que ha contemplado uno de los períodos más intensos de agitación social desde la Transición (comparable al proceso del 85 al 88), y necesariamente debía tener un reflejo en las urnas. Y esa es la primera reflexión que nos asalta: ¿es una traducción fiel de lo que se ha vivido en las calles?

La respuesta tiene que ser negativa; el rechazo al gobierno del PP creció desde los primeros momentos de la legislatura, aún se escuchaban los ecos de las huelgas generales y del 15 M, cuando el PP sufrió una derrota en Andalucía. Por cierto, el primer error grave de IU fue entrar en ese gobierno para apuntalar la recuperación del PSOE que, junto al PP, había sufrido un terrible desgaste por su implicación en las políticas llamadas de “austeridad”.


¿Por qué no ha ganado una alternativa de izquierdas la mayoría?

El declive del PP siguió en ascenso con un punto álgido, el de las marchas de la dignidad de marzo de 2014 y las elecciones europeas. También fueron tres meses claves para comprender la incapacidad de una dirección de IU anquilosada e incrustada en el sistema, para canalizar la rabia y rebeldía que bullía en las calles. Si Izquierda Unida hubiese respondido al desafío de Podemos, con la convocatoria de unas primarias presentando a Marina Albiol como cabeza de lista, aceptando el reto de Pablo Iglesias, hoy viviríamos una historia muy diferente y tendríamos un gobierno de izquierdas, pero el propósito de estas notas no es elaborar una ucronía. La realidad es que lo más vetusto del aparato del PCE, IU y CCOO, copó el sistema y las listas en las elecciones europeas. Eso unido al affaire de Willy Meyer, con plan de jubilación gestionado por una SICAV, mientras la federación de Madrid salpicada por la corrupción de Bankia recibía apoyos del aparato federal, fue la puntilla para bloquear las opciones de IU. Y aunque parezca muy lejano, todo esto ha sido hace muy poco tiempo, demasiado poco como para que no dejase una huella profunda.

Los dirigentes de Podemos con una indefinición calculada y un discurso interclasista elaborado desde las universidades y los espacios televisivos, estimulando los sentimientos contra la corrupción rampante y el anquilosamiento de las organizaciones, construyeron una opción de apariencia más democrática y participativa. En realidad su sistema líquido en lo ideológico y lo organizativo ha sido el campo de operaciones perfecto para manejar las listas y los programas al antojo de las camarillas dirigentes y “fichar” cuadros de otras organizaciones, especialmente del PCE y de IU, que se pasaban de un barco a otro con “contrato parlamentario” firmado.
En muchos aspectos recuerda demasiado al proceso de “la casa común”, denominación con la que Alfonso Guerra (el brazo derecho de Felipe González) denominaba al PSOE, cuando pedía que quienes quisieran la unidad debían acudir a “su” partido.
Pero algo que debemos comprender, y sin ello no podremos sacar conclusiones, es que Podemos es algo de mucha más trascendencia que sus dirigentes.

Siguiendo a Marx, no podemos juzgar a las personas, o a los partidos, por lo que piensan de sí mismas, sino por lo que representan objetivamente, y Podemos representó y representa la esperanza de millones de personas en transformar la sociedad, un sentimiento con una gran potencialidad revolucionaria. Al igual que el PSOE de 1982. En un reciente estudio se constata que los votantes de IU y los de Podemos tienen idénticas posturas en el terreno económico3, es decir que lo que buscan la mayor parte de esos millones de personas que han votado a Podemos, a las confluencias en Catalunya, Galicia y País Valenciá, y a Izquierda Unida-Unidad Popular, es lo mismo. La diferencia está en los dirigentes y aquí hay que ser muy claros: si hace un año y medio, en las elecciones europeas, la responsabilidad estuvo en la dirección de IU al no saber articular la unidad y encauzar el movimiento, en estas elecciones la responsabilidad de no haber formado una alternativa que ahora sería la fuerza mayoritaria en el Parlamento descansa exclusivamente sobre los hombros de la dirección de Podemos.

A las pruebas me remito: donde Podemos ha querido (Catalunya y Galicia) porque se hallaba en una posición de relativa debilidad, la unidad se ha alcanzado. Aún más evidente: en las municipales, donde Podemos (aún con condiciones leoninas) aceptó el acuerdo, la militancia de IU frente al podrido aparato de la vieja y extinta IUCM y de sus apoyos por parte de la dirección federal, la militancia de IU, repito, se la jugó y formó parte de una experiencia ganadora: Ahora Madrid.

En conclusión: si en algún sitio era fácil alcanzar una candidatura común era en Madrid, repitiendo el esquema de Ahora Madrid, con primarias abiertas y un programa de mínimos. Pero claro, en Madrid precisamente, la dirección de Podemos no podía admitir que las personas que defendían a IU, especialmente Alberto Garzón, les hiciesen sombra en la monopolización del éxito. La conclusión es conocida, tenemos un Parlamento donde la derecha tiene más escaños que la izquierda a pesar de que esta última tiene más votos, algo que no sería así de haber tenido una candidatura unitaria4.


Golpear juntos, marchar separados

Pero no decimos esto para “ajustar cuentas con el pasado”, sino por la sencilla razón de que podemos tener unas nuevas elecciones en unos meses, o a lo sumo en un par de años y sería lamentable que se repita el error. La militancia de IU-UP no va a aceptar horcas caudinas para una unidad que suponga la desaparición, pero si apostará una vez más por la unidad fundamentada en un programa mínimo común y unas primarias libres para elegir las candidaturas.
Al tiempo, IU-UP tiene el reto de organizarse, de repensarse para dar un paso en una necesaria metamorfosis de la izquierda. No se trata sólo de alianzas electorales, el reto fundamental es dotarse de un instrumento capaz de transformar la sociedad, y sólo existe un camino, el que pasa por tomar de nuevo las calles, los barrios, las fábricas, los centros de estudio… a través de la lucha, la movilización y la organización. El camino que pasa por la unidad de acción, la famosa consigna “golpear juntos, marchar separados”, para conseguir en el futuro que esa unidad de acción pueda llevar a una metamorfosis superadora, generando el partido de la clase trabajadora, no destruyendo lo que existe, sino transformándolo en algo superior, al igual que cuando de una larva surge una maravillosa mariposa, no a través de la muerte sino de la superación cualitativa. Esa es la necesidad histórica a la que nos enfrentamos.

Porque IU y el PCE no pueden ser ese partido, y ya lo han demostrado, hemos carecido de la capacidad de encauzar el movimiento y la organización de la clase. Pero Podemos tampoco lo es, carece del nervio medular de la clase obrera y de los cuadros formados en las ideas socialistas capaces de superar cualquier travesía de un desierto, algo que los militantes del PCE y de IU han mostrado sobradamente. Pero no hablamos de unidad cupular, sino de un proceso dialéctico, de un camino de lucha que transforme la necesidad y la potencialidad en realidad organizada. Que exprese en el programa y la acción las necesidades materiales de la única clase social que puede encabezar la transformación social, la clase trabajadora, la clase que basa su existencia en la venta de su fuerza de trabajo, frente a la clase que se enriquece a nuestra costa, la de los propietarios de los medios de producción.

Y esa es precisamente la mayor debilidad teórica de Podemos, la de pensar que se trata de un partido orgánico de una revolución democrática. Se trata de un fórmula vacía, hija bastarda del pensamiento de Gramsci, para ocultar una realidad, la de la renuncia a defender abiertamente la transformación socialista de la sociedad. Todo partido orgánico es la expresión de una clase social por definición, luego no puede existir un sujeto interclasista que dé origen a un partido orgánico, ya que todo partido representa los intereses materiales de una clase social. La indefinición es la marca de una clase social que mira al pasado y no sabe alumbrar un futuro, la pequeña burguesía. Tomando las ideas del propio Antonio Gramsci, Podemos encaja claramente en la definición del partido carismático, del partido en formación, bajo el liderazgo indiscutible5.


Perdido en la traducción

No puede haber revolución democrática sin revolución social, sin cuestionar la propiedad de los medios de producción, por tanto sería una locura, para quienes seguimos pensando que el futuro de la humanidad es el socialismo o la barbarie, disolverse en un partido líquido sin definición de clase y sin proyecto socialista.
Por ello, IU-UP es más necesaria que nunca, pero no para aislarse, sino para conseguir confluir, primero en la lucha y después, quizá, en la organización, tanto con las bases de Podemos, como con aquellos sectores que aún identifican al PSOE con la tradición histórica de la clase trabajadora y la aspiración de transformar la sociedad. Es una tarea difícil, por supuesto, pero posible y, sobre todo, necesaria.
No sirve de nada un triunfo electoral, como el del PSOE en 1982, con casi un 48% de los votos, careciendo de la capacidad de mantenerse firme en el programa. Aquel recordado “OTAN de entrada NO”, que al llegar al gobierno simbolizó con su cambio a favor de la OTAN con el abandono de todas las políticas de clase, demuestran que la unidad es una herramienta, pero es inútil si se carece del programa socialista y de la militancia capaz de defenderlo no sólo frente al sistema, sino si es necesario frente a aquellos dirigentes que son abducidos por ese sistema.

Todas estas limitaciones presentes, de las organizaciones de la izquierda, más la puesta en marcha de la maquinaria de la clase dominante, a través de los medios de comunicación y el poder económico y represivo, han conseguido distorsionar el verdadero ambiente en la sociedad. No deja de ser llamativo que muchos militantes de izquierdas se fijen más en los resultados de las elecciones que en los acontecimientos vividos en los últimos cuatro años para tratar de tomar el pulso de la conciencia de clase entre el pueblo trabajador, sin comprender que se pierde mucho de las movilizaciones que implican a los sectores más conscientes de la sociedad, al traducirlo a resultados electorales. A ello se suma, lo que ser pierde al no ofrecer una alternativa que represente al propio movimiento, es decir unida, y el mejor ejemplo es la ciudad de Madrid6.

La conciencia se ha transformado mucho buscando una salida colectiva, y esa es una diferencia cualitativa sobre el período anterior en que no se veían opciones colectivas. Sigue siendo nuestra responsabilidad, la de la izquierda organizada, la de ser capaces de ofrecer un cauce de expresión a esa fuerza potencial que pugna por expresarse, no seamos tan miopes de ignorar las turbulentas aguas subterráneas que recorren el subsuelo del Estado español.


IU-UP: una organización de hombres y mujeres capaces de todo

La estabilidad no es una perspectiva que pueda darse en este momento. No existe una base objetiva para ello, la economía no está para repetir el período de concesiones, seguirán apretando las tuercas. La UE ya ha dicho que los presupuestos aprobados por el PP tienen truco, que hay que recortar 11.000 millones de euros más en el gasto.
Ni condiciones económicas, ni políticas, ni sociales, vamos a vivir un período de inestabilidad, y son este tipo de condiciones las que más transformaciones operan en los procesos de transformación de la conciencia colectiva. Existen las condiciones, y es el momento de la audacia.

IU-UP, a pesar de todos sus errores, ha demostrado un gran potencial en esta campaña. Fue, desde luego, un error trocear la táctica, aceptando la envolvente de la dirección de Podemos de llegar a acuerdos en tres nacionalidades y hacer a Equo “una oferta que no pudiesen rechazar”, para aislarnos, para intentar que Alberto Garzón aceptase la OPA hostil.
Pero cuando nos lanzamos a la campaña, hemos demostrado que tenemos un líder que merece ese nombre, y que tenemos una organización llena de líderes, de hombres y mujeres capaces de todo, convencidos, con ideas y con una voluntad firme de conquistar una sociedad socialista.
Ese es el capital que debemos ser capaces de administrar, pero que sólo se fortalecerá con el oxígeno limpio de la movilización social. Ha sido la lucha, el 15 M, la PAH, lo que ha transformado las conciencias, y ese es el mayor mérito de Podemos, haber capitalizado esa transformación. Pero al tiempo ha mostrado sus limitaciones.

Como tantas veces en la historia o en la vida, el reto es evidente, la tarea es ser capaces de afrontarlo sin prejuicios poniendo los intereses de nuestra clase por delante de cualquier otra consideración, si lo hacemos así es seguro que alcanzaremos la unidad necesaria.


Notas

1  La fortuna ayuda a los audaces.

2  Los resultados expresan un claro giro a la izquierda. La suma de los votos del PP (10.830.693) y de UPyD (1.140.242)en 2011 superaba a los de PSOE (6.975.000) y de IU (1.680.810). Mientras en las de 2015, ha dado un cambio claro, PP (7,215.530) y Cs (3,500.446), frente a PSOE (5.530.693), Podemos y las coaliciones (5.189.333) e IU-UP (923.105).
3  http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/12/05/los_votantes_podemos_defienden_posturas_identicas_terreno_economico_41745_1012.html
4  http://www.eldiario.es/politica/GRAFICO-Congreso-Podemos-confluencias-IU_0_464754323.html
5  “el llamado "carisma", en el sentido utilizado por Michels, coincide siempre en el mundo moderno con una fase primitiva de los partidos de masa, fase en que la doctrina se presenta a las masas como algo nebuloso y no coherente, que necesita de un papa infalible para ser interpretada y adaptada a las circunstancias.” Antonio Gramsci
6  Si comparamos los resultados en la ciudad de Madrid en las municipales y autonómicas del mes de mayo con los de las generales de diciembre, vemos que Ahora Madrid, obtuvo un 31,85% y, también en el ámbito de Madrid ciudad, Podemos obtuvo un 17,75% en las autonómicas. En las generales del 20D, en Madrid ciudad, Podemos logra el 20,82% de los votos y UP-IU, el 5,33%. Ni siquiera la suma de ambas formaciones supera los resultados de Ahora Madrid, poniendo en evidencia que la unidad bien planteada no sólo suma sino que multiplica el apoyo.


Alberto Arregui (Presidencia Federal de Izquierda Unida).

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


sábado, 19 de diciembre de 2015

"Por qué voy a votar a Alberto Garzón", por Daniel Bernabé


Por qué voy a votar a Alberto Garzón



Una de mis películas favoritas es La soledad del corredor de fondo, basada en un cuento del escritor británico Alan Sillitoe. A grandes rasgos es la historia de un chaval de clase obrera en la Inglaterra de finales de los cincuenta, un país, un momento, donde todo lo que por siglos había parecido inmutable se empezaba a resquebrajar. Si hay algo que me impresiona en ella, o si las veces que la he visto he podido aprender algo, es que, aún teniéndolo todo en contra merece la pena dar el siguiente paso.

En este texto yo no les voy a pedir el voto para Garzón. Lo primero porque no soy nadie para decirles lo que tienen que hacer. Lo segundo porque tampoco sacralizo el voto. No les voy a engañar: creo que se ha apoderado de casi todos una visión neoliberal de la política donde lo electoral se ha convertido en algo muy parecido a ir al centro comercial de compras, una especie de paseo caprichoso donde esperamos que nos seduzcan, que nos hagan sentir importantes y necesarios. Y lo de votar no iba de esto. Votar es una herramienta y un momento, nada más. Lo que ocurre es que, a veces, es una herramienta y un momento muy importante, sobre todo cuando cerramos una etapa en que nuestra vida cotidiana se ha convertido en un campo de batalla. Si después del domingo piensan que ya está todo hecho es que quizá no han entendido del todo bien qué significa la democracia.

Por otro lado no es que crea que mi opinión respecto a qué hacer el domingo sea especialmente relevante. Lo que sí creo es que explicar cuáles son mis motivos puede ser útil frente a todos esos argumentos que, con la excusa de la campaña, deterioran aún más nuestro pensamiento político.

De hecho, para empezar, el título de este artículo forma también parte de ese deterioro del que les hablo. Yo no voy a votar a Alberto Garzón, voy a votar a una organización política y, más aún, voy a votar por unas ideas. Quiero decir, Alberto Garzón me parece un buen tipo, pero me parece aún mejor lo que defiende y, aún mejor, que lo haga organizadamente junto a otras personas que piensan parecido a él. Esto, lo de votar, o lo de organizarse políticamente, no implica un acuerdo matrimonial ni exige un reflejo puro de quiénes somos (o creemos ser) sino entender la utilidad de lo común, de que tus necesidades, intereses y problemas son compartidos, al igual que sus respuestas, por otra mucha gente, sobre todo en un mundo donde unos pocos acumulan tal capacidad de imponer sus decisiones. Por eso, cuando a veces les veo exagerar los detalles que no les gustan, percibo más una individualidad narcisista que una visión lógica del asunto. A los que no tenemos nada nos sale muy caro jugar a sibaritas de lo político.

Yo aquí no les voy a hablar del programa de IU-UP, les entiendo lo suficientemente capaces para haberlo buscado. Además, insisto, me parece hasta insultante que esto de votar se plantee como, pongamos, la compra de un coche, donde después de seleccionar varios modelos vamos comparando en unas tablitas las características de cada uno. Igual que con algunos fabricantes de coches les debería resultar obvio, después de estos cuatro años, que algunos programas no son más que la treta publicitaria para ocultar lo que algunos partidos son. Para mí es más útil hacer el ejercicio de ver qué ha pasado en esta última legislatura, de comprobar, con los hechos, dónde y con quién ha estado cada uno. Y aquí, Alberto Garzón, el tipo que se atrevió a decirle a Mario Draghi lo que era, esto es, un secuaz de los poderes económicos, tiene todas las de ganar.

Porque estos últimos cuatro años no han sido sólo un festival de sacrificios y recortes donde la clase trabajadora ha pagado todos los platos rotos de la codicia de los de arriba, ha sido, sobre todo, la constatación de que la democracia, tal y como está planteada, es una cuestión secundaria, un trámite procedimental incompatible con los privilegios y necesidades del sistema económico capitalista. Y ahí, Garzón, ha sido implacable, denunciando las tropelías concretas, explicando la situación general y planteando alternativas inmediatas y viables.

Y ese es el principal valor de Alberto Garzón y el proyecto que defiende. En un mundo donde incluso parte de la izquierda lo cede todo a la estrategia, él lo hace a la pedagogía. Vivimos un momento muy extraño donde la táctica se ha mitificado de tal forma que se pretende que, incluso, pueda sustituir a la ideología (convirtiéndose, paradójicamente, en una ideología en sí misma). Donde se plantea una falsa dicotomía entre fondo y forma, haciéndonos creer que es imposible decir lo que piensas y hacerte entender. El problema, y no es la primera vez que ocurre, es que al final acabamos actuando como hablamos, y lo que en principio era tan sólo una táctica, una forma de llegar, acaba dando forma a lo que pensamos, sustituyendo al pensamiento original por una copia demasiado cercana a lo establecido, es decir, a lo que el poder espera de nosotros.

Además, minusvalorar la capacidad de la gente (aún de una forma paternalista) lo único a lo que te llevar es a crear unas barreras artificiales. Si queremos que alguien consiga algo no parece la mejor forma de lograrlo pensar de antemano que no está preparado para ello. La gente de este país ha demostrado de largo estos últimos años que está dispuesta a luchar, llenando calles y plazas cada vez que ha hecho falta. Y tras este bagaje es muy triste escuchar a la gente, hablando de sí mismos en tercera persona, imaginando su propia incapacidad. Hablar claro, incluso decir lo que no gusta, no es un signo de arrogancia, es un acto de respeto.

Esto no es una cuestión de pureza, es una cuestión de generosidad. Otras formas de hacer política garantizan votantes, pero no dejar algo en el proceso de buscarlos, es decir, parecen preocuparse únicamente de un momento inmediato, rompiendo categorías de entender la realidad y explicarla que, por ejemplo, nos hacen falta para caracterizar a Ciudadanos, un partido comprometido con el orden existente, pero percibido, gracias a la mentira de la posibilidad de la no ideología y la gestión neutra, como óptimo para el momento actual. Que Garzón opte por la vía de la confrontación ideológica, es decir, contraponer ideas y no espectáculos, es generosidad porque el resultado no busca votantes en sí mismos, sino ciudadanos conscientes de quiénes son y cuáles son sus intereses propios y comunes.

Cuánto hubiéramos disfrutado, y qué útil hubiera resultado para todos, el que hubiera sido el debate de esta campaña, el de Garzón contra Rivera.

Obviamente voy a votar a Garzón y IU-UP porque soy una persona de izquierdas, pero sobre todo lo voy a hacer porque creo que es necesario que en la política parlamentaria (sé que en la calle estarán siempre) haya alguien no sólo que defienda los intereses de los de abajo, de las trabajadoras, de los que por desgracia en nuestra vida sólo encontramos un camino de incertidumbres, sino una forma diferente de entender y enfrentarse a la realidad. Una forma que defienda no sólo unos principios, sino la corresponsabilidad de cada uno en su consecución. Yo, qué quieren que les diga, soy de los que creo que no necesitamos salvadores ni mesías, sino el coraje, la fuerza y la inteligencia para ser nosotros mismos quienes alteremos este injusto orden de cosas, yo soy de los que me siento respetado cuando alguien me trata así.

No se trata de quedarse solos, es que solos ya estamos. Solos nos quieren, solos frente a la implacable virulencia del egoísmo. De lo que se trata es que esa soledad pase a ser una comunidad lúcida, para empezar, con su propia existencia.

Empecé hablando de La soledad del corredor de fondo, de la necesidad, de que aunque todo se alie en tu contra, dar el siguiente paso adelante. Hay algo más, algo que no les desvelaré y que sucede al final de la historia, algo imprevisto y jodidamente glorioso. Algo que nos viene a decir que no debemos hacer lo que se espera de nosotros, cuando quien lo espera no es nuestro amigo, no es como nosotros.

Porque cuando todo, todo aquello que está en alianza para que parezca que todo cambia pero para que nada cambie, te indica, te sugiere, te arrastra a no votar a Garzón algo nos debería indicar que hay que seguir el camino contrario.

Justo el momento para mostrar tu independencia, para mirarles de frente y hacerles notar que contigo no van a poder. Justo el instante de plantarte y golpear al hecho consumado. Justo la ocasión para hacer lo que no esperan de nosotros. Justo la oportunidad que llevábamos tanto tiempo esperando de decirles quiénes somos: esa gente orgullosa, a pesar de todas sus derrotas, que esta vez ya sólo piensa en ganar.

RUPTURA O CONTINUIDAD, ésa es la cuestión




viernes, 18 de diciembre de 2015

Unidad Popular - IU triunfa en las redes sociales en la campaña electoral



IU triunfa en las redes sociales con una campaña irreverente


La formación despliega una exitosa estrategia viral para atraer el voto joven



Lo llaman “la cueva” aunque es un local con buenos ventanales y luz natural en la sede del Partido Comunista de Madrid, en el distrito de Arganzuela de la capital. El símil puede tener más que ver con las horas que están invirtiendo en ese piso los nueve responsables de que la campaña de Alberto Garzón, candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular, esté logrando una exitosa difusión —sin precedentes para el partido— en las redes sociales. El dirigente de IU acaba de conseguir el récord del mensaje de un político más retuiteado(compartido) en España, con un tuit en el que se quejaba por su exclusión del debate a 4 del pasado día 7, y el partido ha logrado convertirse en trending topic (tema más comentado) en al menos cuatro ocasiones los últimos días. La cuenta oficial de IU gana unos 1.500 seguidores diarios en Twitter, y la de Garzón hasta 2.700. Detrás de la importante apuesta en redes sociales hay una estrategia pensada para llegar al votante más joven, el que precisamente se le escapa a la coalición de izquierdas a pesar de contar con el candidato a La Moncloa más joven de todos (30 años).
El secreto de su éxito viral que se extiende a Facebook (donde han logrado un alcance de 9,5 millones de usuarios, según sus datos) parece estar en un estilo gamberro, irreverente, que utiliza GIFs (animaciones), memes (montajes fotográficos con texto), mucho humor y se permite hasta corregir a su candidato. “Garzón, pareces nuevo”, le ha llegado a espetar la cuenta oficial, @iunida (267.000 seguidores) al dirigente, @agarzon(428.000 seguidores), por tuitear de forma incorrecta. El candidato también es muy activo en las redes y se ha sumado sin problemas al tono travieso de los community manager de su partido, que le piden, por ejemplo, que publique una foto de sus dos gatos o se pronuncie sobre si prefiere la tortilla con o sin cebolla. #GatetesconGarzón acabó por convertirse, también, entrending topic, con cientos de personas subiendo a la red imágenes de gatos en apoyo del candidato.

El equipo de redes sociales, formado por nueve trabajadores de la casa, todos jóvenes, reforzado con miembros del partido de otros equipos o del Parlamento Europeo, se divide para desplazarse con el candidato y seguir todas sus intervenciones. Lo integran diseñadores, informáticos o especialistas en vídeo, aunque ninguno con formación específica en redes. “La clave es el buen ambiente que hemos logrado”, señala uno de sus integrantes, que prefiere guardar el anonimato, desde la cueva.
La apuesta prioritaria por este canal de comunicación está relacionada con la estrategia del partido para acercarse al votante joven y despojarse de esa imagen de formación algo chapada a la antigua. Garzón, que ya fue el diputado más joven del Congreso en la legislatura que acaba de terminar, es el candidato más joven a la presidencia del Gobierno. A sus 30 años recién cumplidos, compite por La Moncloa con Mariano Rajoy, que le dobla la edad, mientras Pedro Sánchez le saca 15 años y Pablo Iglesias y Albert Rivera 6 y 7, respectivamente. La juventud del candidato no se corresponde, sin embargo, con el apoyo de los votantes más jóvenes. Según el sondeo preelectoral del CIS, el respaldo a IU-Unidad Popular de los menores de 24 años está por debajo de su media de estimación de voto (3,4%), mientras que sube un punto y medio entre os 25 a los 35 años y los de 55 a 64. Los veinteañeros se inclinan mayoritariamente, sin embargo, por Ciudadanos y por el PSOE.

En la formación explican que con esta campaña "fresca" buscan trasladar a los electores el proceso de renovación del partido que va más allá de su candidato. “Garzón es el candidato más joven, y yo misma soy la portavoz en Europa, uno de los cargos más importantes de esta organización. No hay ninguna duda del proceso de renovación”, señala a EL PAÍS Marina Albiol, de 32 años, eurodiputada de IU y jefa de la delegación europea del partido. “Puede parecer que IU es una organización que está un poco anclada en el pasado pero realmente no lo es, y el mejor ejemplo es su candidato es su campaña y el trabajo que estamos haciendo”, señala Clara Alonso, jefa de campaña de IU (31).
Además de la irrupción de dirigentes jóvenes, en el partido han puesto el esfuerzo en introducir formas de hacer política "más propias de lo que nos ha enseñado el 15-M", señala la responsable de la campaña. "Mucho más abierta, más horizontal, más participada, que utiliza las nuevas formas de comunicación de manera permanente" . "Ya hicimos un proceso de autocrítica en las europeas y lo que estamos haciendo es ponerlo en marcha", apunta.

Al mismo tiempo, la influencia del candidato Cayo Lara no impidió que, antes del nacimiento de Podemos y cuando la coalición lograba sus mejores expectativas electorales, en enero de 2014, su intención de voto entre los nuevos votantes llegara al 10,7% y entre los de 25 a 34 hasta casi el 12%. ¿No importa tanto, entonces, el candidato? “Aquellos datos los lográbamos a pesar de Cayo Laya. Si hubiéramos tenido a Alberto entonces nos habríamos disparado”, reconoce un miembro de la dirección. Entonces IU aglutinó gran parte del voto del descontento con el bipartidismo, que era esencialmente (como ahora) un voto joven, aunque también el de la generación de los 70. Podemos, principalmente, se lo viene robado hasta la fecha. El partido trata de recuperarlo a golpe de tuit.

Los datos dicen que Garzón ha rejuvenecido algo el votante de la coalición respecto a Cayo Lara. Antes de que el joven economista sustituyera el pasado febrero al dirigente de 63 años –de un perfil muy diferente al suyo, sin estudios y ligado al mundo rural- el apoyo de los menores de 24 era casi un punto menor al actual, y el de los de 25 a 34 medio punto menor. Entonces IU encontraba su mayor respaldo entre los de 55 a 64 (la generación de Lara).


El día en que Bertín Osborne cambió la estrategia de redes de Izquierda Unida


El ganador del debate de ayer fue... la cuenta de Twitter de Izquierda Unida

jueves, 17 de diciembre de 2015

CIERRE DE CAMPAÑA EN GETAFE CON ALBERTO GARZÓN





Como ya sabes, está terminando la Campaña Electoral, campaña divertida, feliz y seguramente, la de mayor ilusión y participación de las militantes y simpatizantes que cada vez somos más.
La Candidatura de UP-IU, es una candidatura que ha demostrado en lo que llevamos de campaña, que es una candidatura que representa a todas y todos, una candidatura de izquierdas, rupturista, feminista, en definitiva, una candidatura para y por la gente, que tiene un objetivo claro, ganar para y “Por un Nuevo País”.
Como sabes, en Madrid, todos los actos que hemos llevado a cabo han sido un gran éxito, pero lo han sido más en aquellos actos centrales de campaña donde hemos podido disfrutar de la presencia de nuestros candidatos, acompañando a Alberto Garzón. En el inicio de campaña en la Sala Goya, siguiendo por el acto en Alcalá de Henares, que finalmente tuvimos que hacer al aire libre y que fue un éxito de participación impresionante, posteriormente un acto lleno de ilusión y emoción que llevaron a cabo nuestras candidatas en la que desgranaron nuestro programa en materia de feminismo e igualdad, también hemos ido a visitar a las compañeras y compañeros de la EMT de Madrid, donde nuestro candidato fue recibido por las trabajadoras y trabajadores, luego llenamos el Salón de Actos del Ayuntamiento de Rivas VaciaMadrid y terminando por el gran acto de ayer en el Teatro de La Latina, donde se ocuparon las 1000 butacas y se quedaron sin entrar otras mil personas más, pero como no podía ser de otra manera nuestro compañero Alberto Garzon no quiso dejar a esas personas sin dirigirles unas palabras de agradecimiento hacia ellas, que finalmente se convirtió en un segundo acto en la calle para otro millar de personas, subido a una fuente y micrófono en mano, así somos las gentes de esta candidatura de Unidad Popular.
No te lo puedes perder, no puedes dejar de vivir el cierre de campaña con Alberto Garzón. y la candidatura de UP-IU para que puedas decir “yo estuve allí, fue impresionante”, te esperamos, tenemos sorpresas, música, fiesta y ludoteca lo mejor, un ambiente inmejorable.
Un saludo


Garzón acaba dando un mitin en la calle tras reventar el aforo del Teatro de La Latina en Madrid





Garzón acaba dando un mitin en la calle tras reventar el aforo del Teatro de La Latina en Madrid

El candidato de Unidad Popular llena el madrileño teatro de La Latina en uno de los mítines más calurosos de la campaña y se dirige después a la plaza de Los Carros para saludar a la multitud que tuvo que quedarse fuera
Garzón ha reivindicado el papel jugado por los abuelos y abuelas en la conquista de derechos sociales en presencia de Josefina Samper, la mujer de Marcelino Camacho, con la que se ha fundido en un fuerte abrazo

Alberto Garzón ha vivido este martes unos de los actos más emotivos de lo que va de campaña. El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular ha elegido el Teatro de La Latina, en pleno corazón del castizo barrio madrileño, en donde ha sido recibido con una fuerte ovación por los asistentes que llenaban el teatro, puestos en pie, un gesto que Garzón agradeció porque -dijo- "en una campaña llena de zancadilla esto da mucha fuerza". El llenazo ha sido tal que mucha gente se quedó sin poder entrar y Garzón se acercó, al terminar su intervención, hasta la cercana Plaza de los Carros para estar con el casi millar de personas que le esperaban y que le recibieron entre vítores. Allí, en plena calle, improvisó unas palabras para agradecer el apoyo y el cariño de la gente.
En su intervención en el teatro, el candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular ha dedicado parte de su discurso a reivindicar la figura de los abuelos y abuelas a los que ha agradecido "su lucha" durante la dictadura para conquistar los derechos sociales. Y lo ha hecho ante Josefina Samper, la mujer del histórico líder de CCOO, Marcelino Camacho, que siguió el mitin sentada en primera fila y con la que Garzón se fundió en un fuerte abrazo antes de subir al escenario.
Después, Josefina fue de nuevo la protagonista de otro reconocimiento por parte de Garzón, al citarla como ejemplo de esa lucha de nuestros mayores, que ahora se ven obligados a ayudar en plena crisis a sus hijos y nietos. El candidato bajó hasta su asiento y ambos volvieron a abrazarse entre nuevos aplausos de los asistentes, algunos llorando.
Como ha hecho ya en otros lugares, Garzón ha apelado de nuevo a los indecisos y ha reclamado el verdadero voto útil, que a su juicio es el que debe ir a Unidad Popular.  "El voto más hermoso es el que se hace con la cabeza pensando en los ideales y valores de cada uno", ha afirmado Garzón.
Garzón se ha referido al debate a dos celebrado anoche entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y lo ha calificado como "un espectáculo". "Fue un debate bronco y excluyente", ha opinado, y no fue un debate dirigido a "la mayoría social", porque no se habló de "la realidad" ni de los problemas que preocupan a los ciudadanos, como los desahucios, la precariedad laboral, o las necesidades que pasa la ciudadanía.
Garzón ha vuelto a lamentar que no se le invite a los debates "a la izquierda" y lo ha achacado a que "somos incómodos porque decimos la verdad".
El candidato de Unidad Popular ha desgranado en su intervención los mismos mensajes que ha ido reiterando en todos sus mítines, la necesidad de crear "un nuevo país" y "de abrir un nuevo proceso constituyente" que blinde los derechos sociales. Y también ha vuelto a referirse a esa "oligarquía corrupta" que solo se dedica a "saquear" lo público y luego se jubila con sueldos escandalosos.
Después, ha reivindicado la necesidad de recuperar "la noción y el concepto más noble de la política" para que "participe en ella toda la ciudadanía". "Los gobiernos quieren que seamos idiotas en el sentido griego de la palabra ‘idiocia’, para que no hagamos política", ha advertido Garzón, que bromeó en diversas ocasiones con los debates de la televisión "en donde no se puede hablar más de 30 segundos sin que te interrumpa Marhuenda o Inda".
El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular, estuvo acompañado por los números dos y tres de su candidatura por Madrid, Sol Sánchez y Enrique Santiago. El acto fue introducido por el ‘artivista’ Shangay Lili, que se autopresentó afirmando: "Soy maricón, rojo, anticapitalista y republicano". El activista, que consiguió animar al público mientras llegaba Garzón, también reivindicó el voto para su candidatura porque dárselo a otro es "darlo para seguir robando y saqueando este país".
La eurodiputada de IU, Marina Albiol, ha logrado uno de los aplausos más fuertes al volver a recordar a Jaldía Abubakra, número dos al Senado de Unidad Popular, a la que las autoridades de Israel no dejan salir de Gaza.
"Hay que acabar con la monarquía impuesta por el dictador", ha manifestado Albiol. "Queremos un país con Memoria Histórica. Un país feminista, porque nos queremos vivas, porque nos están matando". "Queremos también un país laico. Y un país libre y diversos donde nadie cuestione quien se mete en mi cama porque eso solo me interesa a mí", ha dicho la eurodiputada que fue la más aplaudida por los asistentes al acto de Garzón.


Discurso de Alberto Garzón en plaza de Los Carros (Madrid 15.12.2015)



martes, 15 de diciembre de 2015

"París, un acuerdo decepcionante que desoye a la ciudadanía" por Ecologistas en Acción



Para Ecologistas en Acción el acuerdo alcanzado hoy en la cumbre del clima de París es decepcionante e insuficiente al carecer de herramientas necesarias para luchar con eficacia contra el calentamiento global y al desoír las luchas ciudadanas que ya están haciendo frente al cambio climático. Se ha perdido una oportunidad de reforzar e internacionalizar un cambio de modelo basado en las renovables, que mantenga bajo tierra el 80% de los recursos fósiles, frene la industria extractivista y se ajuste a los límites planetarios. Se ha optado en cambio por consagrar la mercantilización del clima y las "falsas soluciones"
La justicia climática, la descarbonización, la financiación adecuada, los derechos humanos, la perspectiva de género, los refugiados climáticos… son muchos los puntos fundamentales que han quedado fuera del texto final.
Además, se ha optado por la fórmula con menor fuerza legal (acuerdo) para un texto peligrosamente vago y abierto, en el que los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero no son vinculantes. La revisión de los compromisos se hará demasiado tarde, cuando estemos cerca de haber emitido ya una cantidad de gases de efecto invernadero que implicaría superar el límite de 1,5 grados.
La fundamental meta de la descarbonización de nuestras economías ha acabado en una vaga referencia a la necesidad de alcanzar el pico de emisiones "lo antes posible" y de "un equilibrio entre las emisiones antropogénicas y las fuentes y absorciones por sumideros de los gases de efecto invernadero". Es decir, se confía el cumplimiento de los compromisos a la compensación de las emisiones, en vez de a su reducción significativa, por medio de un cambio en la forma de producir y consumir.
El texto no contempla las emisiones generadas por el transporte aéreo y marítimo, abre la puerta a trucos contables en el cálculo de las emisiones y deja sin amparo luchas como la desinversión en combustibles fósiles y el freno del fracking y las arenas bituminosas.
El acuerdo mantiene además los mecanismos de mercantilización del clima inscritos en anteriores tratados, como los mercados de carbono, que favorecen la especulación y la política del talonario frente a los esfuerzos reales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
Tampoco hay mecanismos garantistas para la financiación. La provisión de fondos para la adaptación a los países más vulnerables ha quedado relegada a una decisión de la cumbre, no al acuerdo vinculante, lo que posibilita una vuelta atrás en el futuro. Además, gran parte de esta financiación podrá ser usada para impulsar las citadas falsas soluciones, como la geoingeniería o la captura y almacenamiento de carbono, lo que supone una gran traba al desarrollo de las energías renovables.
Los elementos más interesantes figuran sólo en el preámbulo, es decir, en la parte declarativa que carece de fuerza legal. Es el caso de la apelación a "muchos mayores esfuerzos de reducción" de las emisiones. Esto convierte el acuerdo en algo más parecido a una declaración de intenciones que a un texto a la altura del reto que supone el cambio climático, en clara contradicción con el origen de las negociaciones climáticas y el propio sentido de las Naciones Unidas.
Los líderes mundiales han apostado en París por el mismo modelo devorador de recursos que nos ha traído a la situación actual y nos dirige al colapso ambiental. Se muestra una vez más que muchos ciudadanos y ciudadanas tienen claro cuál es el camino a seguir, mientras que estos marcos de negociación desoyen esas voces continuamente y carecen del liderazgo necesario ante el mayor reto del siglo XXI.
No es momento de bajar los brazos ni de caer en el pesimismo en la lucha contra el cambio climático. Para Ecologistas en Acción, lo sucedido en París muestra la necesidad de seguir presionando para que se tomen las medidas necesarias, frente a un acuerdo que nos condena de momento a un aumento de más de tres grados de temperatura. También subraya la importancia del empoderamiento del cambio impulsado por la ciudadanía frente al calentamiento global, con miles de luchas, como las articuladas contra el TTIP, el fracking o la energía nuclear.
Se ha cerrado una ventana, pero la puerta de la ciudadanía, la calle y las luchas cotidianas está más abierta que nunca. Experiencias como la agroecología, la soberanía alimentaria, la movilidad sostenible y la desinversión en combustibles fósiles pondrán en evidencia la falta de ambición de los líderes políticos. Solo un cambio genuino en el modelo de producción y consumo mitigará de forma eficaz el calentamiento global.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Acto público de campaña de "Unidad Popular" en Alcorcón

Sábado 12 a las 12h.
 Acto Público de Unidad Popular - Izquierda Unida 
Centro Jóven de Alcorcón 
(C/ Maestro Victoria, 22)

Con 

Rosana Zarapuz, Concejala por Ganar Alcorcón y militante de Unidad Popular - IU

Carlos Sánchez Mato, Concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid, de Ahora Madrid. Y militante de Unidad Popular - IU

Begoña Marugán, Candidata nº 4 por Madrid

Víctor Alonso RocafortCandidato nº 5 por Madrid





martes, 8 de diciembre de 2015

Diez gráficos (rotundos) para una (nefasta) legislatura







Diez gráficos (rotundos) para una (nefasta) legislatura


gobierno


Remedando lo de que una imagen vale más que mil palabras, podría también decirse que muchas veces un gráfico vale más que mil informes. Esta serie, elaborada por el periódico Público con datos oficiales, retrata de una manera sencilla y pedagógica la estafa de toda una legislatura, y sirve para desenmascarar las mentiras y atropellos del Gobierno de Rajoy en estos cuatro últimos años.

01graparo

02gracobertura

03grapago

04gradesigualdad

05grariesgopobreza

07grapobres

08grarenta

09grasalario
10gradeuda
12graafiliacionss


domingo, 6 de diciembre de 2015

#VenimosDeMuyLejos Vídeo electoral de IU - UP para las elecciones generales







Spot electoral de Izquierda Unida - Unidad Popular para las elecciones generales de 2015.

A través de la mirada de nuestro candidato a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, mostramos con claridad el #NuevoPaís que queremos.

Un #NuevoPaís en el que caminamos unidas y unidos y somos multitud aunque parezca que estamos solos.

Un #NuevoPaís consciente de su pasado, de los pasados de otros, de los otros que, con su pasado, hoy nos ayudan a ser.

Un #NuevoPaís en el que el futuro lo escribimos todas y todos porque, al abrir los ojos, nos reconocemos. Porque sabemos quiénes somos y el país que queremos.




viernes, 4 de diciembre de 2015

El Ayuntamiento de Alcorcón aprueba una moción a favor del corredor ecológico





El Grupo Promotor del Corredor Ecológico del Suroeste de Madrid felicita al Ayuntamiento de Alcorcón por la aprobación en el pasado pleno municipal del lunes 30 de noviembre de la moción presentada por iniciativa de Ganar Alcorcón sobre el corredor ecológico, grupo al que agradece su decisión.
Dicha moción se suma a la ya aprobada en Villaviciosa de Odón el 14 de marzo de 2014, con acuerdos básicos para la protección del entorno natural del corredor ecológico tales como la prohibición de vehículos de motor no autorizados, el control sobre el vertido de residuos, el deslinde y amojonamiento de las vías pecuarias, la limitación de la urbanización en su ámbito y la protección de los terrenos. Esta iniciativa es un paso positivo para la promoción de una moción similar en Madrid y para abordar el proyecto, de evidente carácter regional, en la Asamblea de la Comunidad de Madrid.
A diferencia de lo que ocurrió en Villaviciosa, donde fue aprobada por unanimidad, la moción ha sido aprobada con los votos a favor de PSOE y Ganar Alcorcón, las abstenciones de Ciudadanos e IUCM, y los votos en contra del PP. Estos tres últimos grupos políticos lanzaron acusaciones de falta de concreción de las dimensiones del corredor y falta de participación ciudadana, acusaciones que no hubo en Villaviciosa pese a que la moción (presentada allí por IU) era similar. A juicio del Grupo Promotor del Corredor Ecológico esta diferente actitud sólo se explica por los intereses de urbanizar el norte de Alcorcón por parte de las grandes inmobiliarias propietarias de gran parte de los terrenos y algunos grupos políticos supeditados a estos intereses privados.
Desde el Grupo Promotor (formado por una amplia diversidad de asociaciones ciudadanas, vecinales y ecologistas de los municipios de Madrid, Alcorcón y Villaviciosa de Odón tales como Madrid, Ciudadanía y Patrimonio; A Pie; Pedalibre; Entorno Meaques Retamares, Salvemos la Casa de Campo o diversos grupos locales de Ecologistas en Acción), quieren recordar que el corredor ecológico entre Casa de Campo y el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama a día de hoy existe, gracias a que estos espacios naturales emblemáticos están conectados a través de zonas sin urbanizar facilitando el tránsito de fauna. Lo que se reclama desde el Grupo Promotor es proteger esta conexión natural y potenciarla, acondicionando pasos sobre las autovías y el metro ligero que dificultan el tránsito. Asimismo se reclaman usos compatibles con el entorno natural (como los agrarios, ganaderos, senderistas, ciclistas,…). La concreción de esta propuesta ha llevado a la elaboración de una serie de mapas, algunos de los cuales pueden consultarse en el blog del Grupo Promotor, mientras se sigue desarrollando trabajo de campo para precisar más la propuesta conservacionista, al mismo tiempo que se mantienen contactos en todos los ámbitos sociales (vecinos, medios de comunicación, partidos políticos, representantes legales). Buen ejemplo de la madurez de la propuesta del corredor lo refleja la jornada sobre desarrollo sostenible del suroeste de Madrid celebrada el pasado 23 de octubre contando entre otros con el decano del COAM José María Ezquiaga.
Por otra parte, desde el Grupo Promotor lamentan que algunos grupos políticos consideren que los vecinos de Alcorcón se encuentran al margen de esta iniciativa. Lejos de ser cierto, la propuesta inicial del corredor surgió de uno de los colectivos impulsores del Grupo Promotor, el grupo local de Alcorcón de Ecologistas en Acción, tal y como puede comprobarse en las alegaciones presentadas hace casi ya una década ante la revisión del PGOU de Alcorcón con el fin desarrollar el Distrito Norte. Desde el 2006 la plataforma “Stop Distrito Norte” (en la que participó, además del grupo local de Ecologistas en Acción, Los Verdes-Grupo Verde, el PCPE, los centros sociales okupados El Desguaze y la Eskuela Taller y la Asociación Castilla Comunera), promovió la defensa de los terrenos del norte de Alcorcón. Esta labor fue continuada por la plataforma “Detengamos Eurovegas Alcorcón”, que desarrolló diversas actividades en el norte de Alcorcón en las que participaron, entre otros, la Asamblea Popular de Alcorcón del 15M, CCOO, Equo Alcorcón, e IU-Los Verdes. De forma más reciente, cabe destacar que antes de las elecciones municipales se celebró en el Ateneo Popular de Alcorcón una mesa redonda titulada “Recuperando el norte. El urbanismo de Alcorcón a debate”, a la que se invitó a asistir a los principales grupos políticos de Alcorcón favoreciendo la participación y el debate plural a partir de la propuesta del corredor ecológico. Por ello desde el Grupo Promotor no entienden cómo los representantes locales del PP, Ciudadanos e IUCM sólo reconocen unos determinados canales de participación ciudadana e ignoran las actividades de repoblación, limpieza de vertidos u observación de flora y aves desarrolladas en la zona norte de Alcorcón como parte de la campaña de desarrollo del corredor ecológico.

                                                        corredorecologico.wordpress.com